Jueves, 17 de septiembre de 2009

?Qu? pasa con Ze Antonio?

José Antonio Dos Santos Silva, 'Ze Antonio' sigue siendo jugador del Racing. Pese a que no entra en los planes de Juan Carlos Mandiá, como sorprendentemente tampoco entró en los de López Muñiz, su valedor ante los mandatarios verdiblancos, el central portugués, al que en su día se definió como un jugador «zurdo, rápido, con buena colocación y potente juego aéreo» pero que no ha llegado a debutar con el Racing, sigue cobrando del Racing, al que le une un contrato que, si nadie lo remedia antes, expirará el 30 de junio de 2010.

La situación del central portugués, fichado hace un año como un importante refuerzo para la defensa verdiblanca gracias al respaldo de un cuerpo técnico con amplia experiencia en el mercado portugués (de allí llegó también a Santander Jorge Gonçalves), es, sin duda esperpéntica.

Cuando los que todavía son sus compañeros acaban la jornada, cuando todos han abandonado ya el césped de los campos de entrenamiento de La Albericia y han pasado por los habituales baños de agua fría y por la correspondiente sesión de masaje, justo en ese momento, comienza la jornada laboral de Ze Antonio. El central portugués, habitualmente a las órdenes de Manuel Ruiz Cueli, uno de los preparadores del Racing, hace una sesión de entrenamiento cuyo objetivo es más que nada cumplir con la reglamentación. Es decir, el Racing no se puede permitir el lujo de impedir al jugador que entrene, en caso contrario podría considerarse que no se le está permitiendo desarrollar su profesión y, por tanto, se estaría incumpliendo el contrato que en su día firmó con él. Otra cosa es jugar un partido. Aquí es donde el portugués lo tiene imposible. Entrenar, por supuesto. Jugar, imposible. De hecho, ni siquiera está inscrito en la Liga.

Hace un año, con Muñiz en el banquillo, ya quedó claro que Ze Antonio no iba a jugar en el Racing. Ahora, un año después, con un nuevo inquilino en el banquillo, las cosas siguen por los mismos derroteros. En cada convocatoria se mete al futbolista entre los que se quedan fuera de la lista por decisión técnica. Parece lo más lógico. Y mientras Mandiá sigue sin contar con el futbolista y éste continúa entrenando al margen del resto de la plantilla, los responsables del Racing no bajan los brazos a la espera de encontrarle una salida a esta situación. El jugador pudo haberse marchado en el mercado invernal de la pasada campaña al Nástic, de hecho el acuerdo entre los dos clubes parecía cerrado, pero al final, siguió en Santander. Este verano, lo mismo que ocurrió en el caso de Gonçalves, el club se puso manos a la obra para encontrarle un destino lejos de Santander, pero en el caso del central la verdad es que las operaciones puestas en marcha no llegaron a fructificar. Sonó el Aris de Salónica como posible destino. También lo hicieron algunos clubes de la Segunda División española. Pero el jugador apostó por cumplir el contrato que en su día firmó con el Racing.

Ante esta situación, los responsables del conjunto santanderino se plantearon la posibilidad de rescindir de forma unilateral el contrato para no tener en el equipo a un jugador con el que no se cuenta. Sin embargo, al menos por el momento, Ze Antonio sigue correteando por La Albericia, eso sí, lo hace solo y con el evidente convencimiento de que nunca llegará a debutar con el Racing en un partido oficial.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:46 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario