Martes, 15 de septiembre de 2009

La delantera, todo un problema para Juan Carlos Mandi?

La baja de Xisco por un período de tres semanas es un serio contratiempo para Juan Carlos Mandiá. No es que la lesión del jugador mallorquín sea demasiado grave. No. Lo que ocurre es que su ausencia deja al Racing muy corto de efectivos en su delantera, ya que en estos momentos además de Xisco están ausentes por lesión Tchité e Iván Bolado.

Ayer, después de realizar las pruebas pertinentes, los servicios médicos del Racing diagnosticaron que el delantero verdiblanco sufre un esguince de grado II en el ligamento lateral externo del tobillo izquierdo por lo que, en principio -el periodo de recuperación dependerá de la evolución de la lesión-, deberá estar unas tres semanas apartado de los terrenos de juego.

Xisco se lesionó el pasado sábado apenas un minuto después de sustituir a Geijo. En la pugna con Valera por un balón, en la primera acción en la que intervenía, el delantero pisó al lateral 'colchonero' y, además, se torció su tobillo, motivo por el cual tuvo que ser sustituido unos minutos después por Toni Moral.

Contratiempo

La ausencia de Xisco supone un serio contratiempo para Mandiá que si bien no tendrá demasiados problemas para formar una delantera titular de garantías, sí los tendrá para disponer de recambios junto a él en el banquillo. En la actualidad, al margen de alguna posible incorporación del equipo filial, el técnico verdiblanco sólo puede contar con Luis García que es más un segundo delantero que un 'nueve' puro. Esta circunstancia se hace especialmente importante si se tiene en cuenta que la idea del entrenador gallego es mantener siempre la máxima intensidad en su línea atacante, para lo que recurre a los cambios con el fin de que el equipo esté en todo momento en disposición de ofrecer su máximo rendimiento en el plano ofensivo.

Otras ausencias

Las ausencias de Tchité y de Iván Bolado propician esta difícil situación. El delantero congoleño, que durante la pretemporada se convirtió en uno de los 'fichajes' del equipo para la presente temporada, al menos así lo consideraban los responsables del club, está sufriendo verdaderos problemas físicos.

Padece una osteopatía de pubis que le ha impedido trabajar con normalidad durante el último tramo de la pretemporada y en el inicio de la Liga. En cualquier caso, el delantero africano ya ha empezado a tomar contacto con el balón y, en principio, podría estar a disposición de Mandiá para el partido contra el Barcelona, el siguiente en jugarse en las instalaciones de El Sardinero la próxima semana. No parece probable que Tchité pueda viajar a Málaga el sábado, aunque lo cierto es que su recuperación está evolucionando de una forma muy positiva.

Por lo que respecta a Iván Bolado, las noticias no son tan positivas, al menos en lo que al tiempo de recuperación se refiere.

El joven atacante formado en la cantera verdiblanca se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierdo, por lo que tuvo que pasar por el quirófano. Bolado se perderá prácticamente la temporada, ya que no no es probable que pueda regresar a los entrenamientos antes del mes abril.

La situación deja a Mandiá con la necesidad de mantener a Geijo durante los noventa minutos de juego o, por contra, de improvisar una alternativa con alguno de los jugadores de corte ofensivo que tiene a su disposición en el banquillo, ninguno de los cuales puede considerarse un 'nueve'.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario