Domingo, 13 de septiembre de 2009

Los debutantes ayudaron a mejorar la imagen del equipo

Cuatro componentes de la plantilla verdiblanca debutaron ayer con la camiseta del Racing en un partido oficial. Tres de ellos (Henrique, Morris y Diop), lo hicieron como titulares. El cuarto, Xisco, entró, sin demasiada fortuna, en la segunda parte.

En resumen, la valoración que se puede hacer de sus actuaciones es francamente positiva. Los dos centrales se mostraron expeditivos, estuvieron atentos, fueron contundentes... es decir, hicieron lo que cabía esperar de ellos. El único pero que se puede poner a su actuación, en concreto a la de Henrique, fue la acción que acabó provocando la inocente expulsión de Crespo. El defensa brasileño midió mal en su salida y no fue capaz de despejar un balón que le llegaba, al menos esa impresión dio, en unas buenas condiciones. El resto... Simao se hizo con el balón y el lateral acabó derribándole cuando el portugués se dirigía a toda velocidad hacia la portería de Toño. El árbitro, con razón, no lo dudó y mandó a Crespo a la Caseta.

Por su parte, el centrocampista evidenció las cualidades por las cuales entró este verano en la plantilla verdiblanca. Cubrió mucho terreno de juego en la zona central y fue el primero de los defensas del equipo. Eso sí, lo mismo que mostró todo su repertorio de cualidades, muchas, también evidenció muchas de sus carencias. Y es que cuando el senegalés tenía el balón en los pies daba la impresión de que tenía verdaderos problemas para hacer con él algo digno de un jugador con vocación creativa. Sea como sea, la calificación que se le puede poner sólo puede ser positiva.

Mención especial merece el caso de Xisco. No porque jugara mucho tiempo, que no lo hizo, ni porque tuviera una actuación relevante. El delantero se torció un tobillo en su primera acción y apenas pudo estar sobre el terreno de juego durante ocho minutos. Verdadera mala suerte.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:18 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario