Lunes, 04 de mayo de 2009

Mu?iz vete ya'... de nuevo

Como le ocurría a Bill Murray en 'El día de la Marmota', López Muñiz debió sentirse también atrapado en el tiempo ayer, El Sardinero. El técnico asturiano, como ya pasó en partidos como los jugados contra el Valencia o el Betis, volvió a escuchar eso de «Muñiz vete ya». No era un sueño, más bien una pesadilla, era, simplemente, la respuesta de unos aficionados hartos al pobre juego del equipo de sus amores. 

Corría el minuto 72 de partido cuando comenzaron a escucharse los primeros gritos contra el técnico. Fueron tímidos, aunque se escucharon con total claridad, y cesaron pronto. Sin embargo, el mismo desarrollo del partido avivó el 'fuego' en la grada y lo hizo tanto que al final El Sardinero fue un clamor contra el entrenador asturiano del Racing. 

Con rotundidad 

El «Muñiz vete ya» esta vez sí se escuchó con rotundidad, toda la que daban los más de 17.000 espectadores que habían sufrido el juego del Racing en el campo santanderino ante un Almería que pareció mucho más grande de lo que evidentemente es. 

Un pañuelo, un periódico, la bolsa que poco antes había servido para guardar el bocadillo... cualquier cosa servía para mostrar el malestar con el juego del equipo. El Sardinero se tiñó de blanco con el fondo musical del cada vez más frecuente soniquete contra el entrenador. 

Hubo hasta quien, incluso, se dirigió hacia el palco. Sólo fue un aficionado que, a voz en grito, pedía a Pernía que escuchara lo que le decía la grada. Seguro que al presidente no le hacía falta esa recomendación. El sentimiento de El Sardinero estaba claro. 

Más protagonistas 

En cualquier caso, López Muñiz no fue el único protagonista de los cánticos de la grada del campo santanderino. Otros también tuvieron sus momentos de protagonismo, como es el caso del portugués Gonçalves, que tuvo que escuchar unos irónicos aplausos cuando el entrenador le mandó calentar y como el público pedía para él la 'bota de oro'. Moratón fue otro de los que pagó los platos rotos cuando Muñiz le retiró del campo... bueno, por pitar, ayer los aficionados de El Sardinero pitaron hasta el tiempo de prolongación ¡seis minutos! Y es que nadie parecía dispuesto a aguantar mucho más tiempo el suplicio que en la jornada de ayer fue el partido del Racing.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:38 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario