Domingo, 03 de mayo de 2009

La definitiva

Esta vez sí. Esta ha sido la frase más escuchada en el entorno del Racing durante la última semana. Los aficionados, los técnicos, los directivos y, por supuesto, los jugadores, están concienciados de la importancia que tiene conseguir hoy una victoria ante el Almería. Y es que con tres puntos más en su casillero, el Racing llegaría hasta los 42, la cifra 'mágica' de la salvación. 

La situación para conseguirlo es propicia. López Muñiz, pese a las bajas con que ha tenido que luchar durante los últimos tiempos, podrá presentar un equipo de garantías y lo hará ante uno de los equipos más débiles del campeonato en lo que a los partidos como visitante se refiere (el Almería sólo ha ganado un partido y ha logrado tres empates en los 16 encuentros que ha jugado lejos del estadio de los Juegos Mediterráneos). 

Claro que, como en todos los partidos, siempre hay un pero. Y en este caso es la posibilidad de que un exceso de ansiedad atenace a los hombres de Muñiz. Ya se vio en los partidos contra el Betis, en casa, y el Bilbao, en San Mamés, cuando los santanderinos rindieron muy por debajo del nivel exhibido, por ejemplo, en el partido contra el Atlético de Madrid, ante el que sí exhibió todas las cualidades que le han servido para mantenerse, aunque con demasiados altibajos, en la zona tranquila de la clasificación. 

Otra oportunidad 

Hoy, contra el Almería, el Racing tiene una nueva oportunidad de ofrecer ante sus aficionados su mejor versión. Sí, la del Atlético de Madrid, la del Valencia en Mestalla, la del Numancia... la de los partidos en los cuales los cántabros han sido un ejemplo de entrega, de pelea, de trabajo, de casta y de eficacia. La de los partidos en los que los jugadores verdiblancos han ofrecido su mejor versión. 

Para tratar de que esto sea así, López Muñiz podrá presentar un equipo de garantías. Pese a las bajas por lesión y por sanción que ha tenido que superar el técnico asturiano, al final, podrá presentar un equipo de garantías. 

Coltorti será el portero y es que Toño, aunque ha tratado de apurar sus posibilidades al máximo, no ha llegado a tiempo y ha dejado al suizo la titularidad. Por delante de él, Muñiz colocará a Pinillos y Sepsi, en los laterales, y a Moratón y Marcano, en el centro. Christian y Picón, que han trabajado durante toda la semana en los equipos teóricamente titulares, tendrán que ver el partido desde el banquillo después de que Apelación levantara la sanción a Pinillos y a Marcano. 

En el centro del campo, con Munitis y, probablemente, Toni Moral en las bandas, las dudas se reducían al doble pivote. Lacen parece seguro. Lo mismo que lo parecía Luccin, que ha entrenado con relativa normalidad durante la semana. Sin embargo, al final, el francés se ha caído de la lista y ha dejado libre el camino a un Colsa que está recuperado, aunque no ha podido trabajar con normalidad en los últimos días. Arriba, en los puestos de vanguardia, Zigic seguirá siendo la referencia ofensiva del equipo, acompañado en esta ocasión por Tchité, que ocupará el puesto dejado libre por el sancionado Pereira.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 9:53 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario