Jueves, 09 de abril de 2009

El optimismo reina en el Racing

El Racing comenzó ayer a preparar el partido que el próximo domingo, a partir de las 10.00 horas, jugará con el Betis en El Sardinero. Y lo hizo casi al completo. Únicamente dos jugadores de los que habitualmente entran en los planes de López Muñiz trabajaron al margen del resto de sus compañeros: Valera y Marcano. El resto, incluidos Nicola Zigic y Oriol, trabajó con normalidad. 

Después de una primera parte del entrenamiento en el que Gaspar, preparador físico del equipo, llevó la voz cantante, y dirigió diversos ejercicios, López Muñiz tomó las riendas de la sesión preparatoria. El técnico asturiano programó varios partidillos jugados en un espacio reducido con la plantilla dividida en tres grupos. La intensidad, por un lado, y los remates sobre la portería, por otro, fueron los aspectos más importantes de estos duelos en los que todos y cada uno de los componentes de la plantilla verdiblanca pusieron una gran intensidad. Hasta hubo cierto 'pique' por ver cuál era el equipo que, al final, se llevaba el triunfo en el particular 'torneo'. 

Los lesionados 

Al margen del resto de sus compañeros entrenaron los lesionados. Uno de ellos, Valera, que sufre una rotura de fibras, se quedó en el gimnasio avanzando en su recuperación. Aunque el jugador todavía tiene algún problema, no está descartado para el encuentro del próximo domingo contra el Betis. De hecho, su evolución puede considerarse muy positiva, tanto que el murciano podría llegar a tiempo de, al menos, estar en disposición de ser convocado para el encuentro contra el conjunto sevillano. 

Otro de los futbolistas que durante las últimas semanas ha venido arrastrando algún problema físico es Iván Marcano. El central trabajó sobre el césped de La Albericia a las órdenes de Manuel Ruiz Cueli. Primero hizo una serie de ejercicios. Después, tomó contacto con el balón. La evolución del defensa formado en la cantera santanderina está siendo también positiva, aunque es más que posible que no esté en condiciones de volver al equipo para el encuentro del domingo. 

No son estos dos los únicos jugadores con problemas. Está también Ze Antonio, que arrastra una lumbalgia. Sin embargo, en el caso del central portugués, su baja no parece que vaya a repercutir en los planes de Muñiz, que no ha contado con él a lo largo de toda la temporada. 

Buen ambiente 

Estas circunstancias, unidas a la tranquilidad que supuso haber conseguido una importantísima victoria en El Molinón, ha hecho que el optimismo se haya instalado en el club santanderino. Nadie da nada por hecho, aunque todo el mundo es consciente que al ganar al Sporting se dio un gran paso hacia la permanencia, objetivo con el que el Racing inició la campaña y que, en estos momentos, está a punto de confirmar. 

De hecho, si el domingo se impusiera en El Sardinero al Betis, que afronta el partido en plena crisis en su banquillo y con una interminable lista de bajas en sus filas, el conjunto santanderino estaría virtualmente salvado a falta de ocho jornadas con 39 puntos en su casillero.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:31 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario