Domingo, 05 de abril de 2009

En busca de la tranquilidad

Muchos años después el Racing regresa a El Molinón y lo hace con la intención de, aunque sea de forma virtual, asegurarse la permanencia. Una victoria de los cántabros ante el Sporting de Manolo Preciado les dejaría con 36 puntos en la clasificación, es decir, a un par de victorias de los 42 puntos, cifra en la que se sitúa el umbral de la permanencia. Por contra, una derrota colocaría al Racing en una situación más que complicada, a apenas un paso de la zona de descenso.

Misión complicada 

En cualquier caso, conseguir una victoria en Gijón no será sencillo. Ante sí, el Racing tendrá un equipo que sale a por todas en cada partido y que tiene en la pelea y la intensidad dos de sus rasgos fundamentales. Además, por si fuera poco, Juan Ramón López Muñiz ha tenido durante toda la semana verdaderos problemas para preparar con cierta normalidad el encuentro. Ni la ausencia de jugadores importantes (Zigic y Pereira han tenido compromisos con las selecciones serbia y española sub 21, respectivamente), ni las lesiones han sido de mucha ayuda para el entrenador verdiblanco, que se verá obligado a improvisar para afrontar el partido de esta noche en tierras gijonesas.

Con Toño en la portería, los cambios deberán empezar en la línea defensiva. Pinillos cubrirá la ausencia por lesión de Valera en el lateral derecho, lo mismo que hará Moratón con Oriol en el centro de la zaga. Garay será el acompañante del central santanderino, mientras que el lateral izquierdo será, en principio para Christian Fernández.

El centro del campo no se verá libre de movimientos. Lacen y Luccin parecen fijos en el doble pivote, mientras que las bandas pueden ser para Munitis, la derecha, y Pereira, la izquierda. Otra posibilidad que se le plantea a Muñiz es utilizar un 4-1-4-1, con Luccin por delante de la defensa y con una línea de cuatro formada por Lacen, Colsa, Pereira y Munitis. En este caso, Zígic sería la única referencia ofensiva, mientras que si jugara con su sistema habitual el serbio podría estar acompañado por Tchité.

El rival 

Ante el Racing, Manolo Preciado no podrá contar con Carmelo y Barral por sanción ni con Roberto Canella por lesión y todo hace indicar que también variará la banda derecha con la entrada de Sastre y Luis Morán en lugar de Cámara y Maldonado, que han jugado los últimos partidos.

Ayer, el lateral Canella realizó una prueba que resultó negativa ya que le persisten las molestias en un pie tras el pisotón que recibió en la concentración de la selección española sub-21 que ya le impidió jugar este partido y que ahora le deja fuera de la convocatoria ante el Racing.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 10:03 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario