S?bado, 04 de abril de 2009

Valera, baja, y Zigic... entre algodones

Por si no tenía ya bastantes problemas, López Muñiz tendrá que estar muy pendiente de su jugador estrella, el serbio Nicola Zigic, que sufre unas molestias motivadas por la acumulación de viajes de la última semana. En cualquier caso, el futbolista pudo entrenar ayer con relativa normalidad en una sesión de trabajo en la que la actividad en el gimnasio fue la tónica general.

El jugador balcánico, que regresó en la tarde del pasado jueves a Santander después de haber disputado dos encuentros con el combinado nacional de su país (uno de clasificación para el Mundial contra Rumanía, que disputó completo, y otro amistoso contra Suecia, en el que fue sustituido en la segunda parte), está sufriendo la acumulación de desplazamientos y de partidos que ha tenido en el transcurso de los últimos días, aunque no parece que esto le vaya a impedir estar en condiciones de jugar el trascendental encuentro de mañana contra el Sporting en El Molinón.

Quien no podrá hacerlo definitivamente será el murciano Juan Valera, que sufre una rotura de fibras de grado I en el recto anterior de su pierna derecha. En principio, el futbolista se perderá el partido de Gijón y casi con total seguridad el que una semana después se jugará en El Sardinero contra el Betis.

Si a estos jugadores con problemas físicos se une el hecho de que la vuelta a la actividad de otros futbolistas, como es el caso de Pedro Munitis, aún ofrezca serias dudas. De hecho, aunque pudiera jugar este partido, el largo periodo de inactividad a que ha estado sometido el jugador del Barrio Pesquero le dificultaría hacerlo durante los 90 minutos.

Un caso similar es el de Mohammed Tchité, que también lleva ya varias semanas en el dique seco y cuya participación, aunque parece más segura, quizá tampoco pueda ser para todo el partido.

Además, por si todo esto fuera poco, Iván Marcano tampoco ha llegado a tiempo para este encuentro y Óscar Serrano, Oriol y Toni Moral deben cumplir un partido de sanción.

Imaginación 

Ante esta situación, el técnico del conjunto santanderino, Juan Ramón López Muñiz, tendrá que hacer un importante ejercicio de imaginación a la hora de confeccionar el once que alineará mañana ante el Sporting. 

En cuanto al estado de sus jugadores, Muñiz lamentó el «contratiempo» que ha supuesto que el jueves cayera lesionado Valera. Sin embargo, tiene claro que «tendrán que salir otros y hacerlo bien». Una de las opciones que se le plantean al técnico asturiano es recurrir a jugadores del filial, aunque en este sentido precisó que intentará que sólo sea para «cubrir bajas muy necesarias», porque sabe que el filial tiene también un «partido muy importante» para mantenerse en la Segunda B.

Viejos recuerdos 

Por otra parte, López Muñiz reconoció que la visita a El Molinón será para él «algo especial», pero ha subrayado que ahora defiende los colores del Racing y que viaja con la intención de que el equipo cántabro sume los tres puntos para acercarse al objetivo de la permanencia. «Todo el mundo de pequeño tiene un equipo y el mío era el Sporting», explicó Muñiz, que recordó que además de haber pertenecido durante 17 años a la disciplina sportinguista antes ya iba al Molinón con su padre y cuando vuelve a ese estadio mira hacia donde ambos se sentaban por entonces.

Muñiz insiste en que quiere la victoria del Racing y, a partir de ahí, «son amigos» por lo que les deseará «lo mejor», como cree que pensarán en Gijón con respecto al Racing.

Sólo vale ganar 

El técnico del Racing subrayó que no firmaría el empate porque considera que a estas alturas del campeonato «sumar de tres en tres es importantísimo», aunque también reconoció que en función de cómo transcurra el encuentro el reparto de puntos puede ser bueno.

Muñiz considera que Racing y Sporting están viviendo una «Liga muy similar», en ambos casos dependiendo por el paso por «los cuatro grandes».

«Ahora ya han estabilizado la nave», opinó Muñiz y rechazó que, por el hecho de que el Sporting no haya empatado partidos, pueda decirse que se los juegan a la «ruleta rusa». «Tienen 33 puntos, los mismos que nosotros y cada uno los consigue como puede», añadió Muñiz.

Asimismo, Muñiz reconoció que el hecho de jugar el domingo a las 21.00 horas puede reducir el número de aficionados cántabros que se acerquen a Gijón. «La hora no favorece aunque esté cerca», apuntó el técnico, pero también señaló que el partido es «atractivo» y que «lo importante es que la afición salga satisfecha».

Y, sobre las bajas de los sportinguistas Barral y Carmelo consideró que «les echarán de menos», pero añadió que tienen a otros «con las mismas características».

La televisión 

Por otra parte, pese a las dudas surgidas en un principio, no parece que vaya a haber problema alguno para que el partido del conjunto santanderino en Gijón sea retransmitido por Canal Plus a partir de las 21.00 horas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 12:25 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario