Jueves, 02 de abril de 2009

El Racing planifica ya la pr?xima temporada

El Racing no quiere que la próxima temporada le pille el toro y ha comenzado a planificar ya lo que será el equipo de la campaña 2009/10. ¿En qué cambia la situación respecto a la de años anteriores? En que dispondrá de más tiempo, porque dinero...

Con el fin del campeonato llegará la habitual desbandada de futbolistas, aunque en esta ocasión los responsables del Racing pretenden que el equipo no quede desmantelado. Dejando aparte a los jugadores cedidos, quiere depurar la plantilla eliminando a los prescindibles y manteniendo al mayor número de hombres útiles en ella.

El presidente, Francisco Pernía, y el entrenador, Juan Ramón López Muñiz, ya han mantenido reuniones para estudiar la situación y han realizado el primer cálculo: necesitarán, al menos, una decena de incorporaciones para que el Racing siga siendo competitivo. El perfil de los nuevos no varía del que viene siendo habitual, de modo que habrá que esperar el acostumbrado rastreo en busca de cedidos que se complementará con fichajes 'de futuro' con un coste asumible y algún deportista aprovechable entre los racinguistas repartidos por otros conjuntos y en categorías inferiores. Resultado de esos encuentros es una lista con veinte nombres de posibles fichajes sobre la que ya se está trabajando, alguno de los cuales está casi cerrado, y que afectan a todas las líneas, aunque especialmente a la defensa. 

El club tendrá que echar el resto para confeccionar la delantera, y ya se va haciendo a la idea de que se verá obligado a sacrificar buena parte de su presupuesto en la compra de goleadores. Pernía ni siquiera descarta prorrogar el acuerdo de cesión de Zigic con el Valencia, aunque la tarea será complicada: el serbio, visto su rendimiento, es plato goloso para cualquier entidad. 

Prórroga 

El Racing cuenta como triunfos con las dificultades económicas que atraviesa el Valencia, que respira aliviado con cada sueldo que se quita de encima, y con el hecho de que Zigic se encuentra a gusto en Santander. Por contra, no ignora el grave inconveniente de su elevada ficha y la posibilidad de que algún club grande acuda a por él al término del campeonato.

Los dirigentes del club santanderino aspiran a reducir el presupuesto para el próximo ejercicio sacando el máximo partido de sus recursos. De entrada, cerrarán las cuentas de este año con un gasto por debajo de lo previsto: si se estimaba en 42 millones de euros, es posible que finalmente ronde los 37, con lo que la caja no se queda vacía. Con este dinero, sumado a lo cobrado por la venta de César Navas, el ahorro de salarios elevados, como los de los cedidos Luccin o Garay, y los ingresos pendientes por llegar de Zaragoza (por Jorge López), Valencia (por Zigic) y Celta (por Vitolo y Rubén), el Racing podrá reducir al mínimo el número de traspasos obligados. 

El objetivo del club es llegar a la cifra de los 13 millones de euros, que son los que debe ingresar para que su balance económico quede equilibrado.

Repesca 

El cuerpo técnico, por su parte, deberá efectuar un minucioso examen a los racinguistas cedidos que regresen en cuanto concluya la competición para decidir si alguno encaja en el equipo. Por poner un ejemplo, Vitolo, actualmente en el Aris de Salónica, puede encajar en los planes de López Muñiz, pues sus características se ajustan al sistema de juego del entrenador. Otros, como Smolarek, hoy jugador del Bolton, tienen difícil hallar acomodo en el Racing de 2010.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario