Martes, 31 de marzo de 2009

Bedoya afirma que el acta no refleja lo sucedido en el campo del Vimenor

Roberto Bedoya, director general del Racing y protagonista de un incidente durante el partido de categoría juvenil disputado entre Vimenor y San Agustín el pasado día 14, aseguró que la versión de los hechos ofrecida por el árbitro, Julio Saiz, «no refleja lo sucedido en el campo».

Bedoya indicó que lo que pasó en el campo del Vimenor «no tiene nada que ver» con lo descrito por el colegiado. Sí reconoció que el pasado 23 de marzo presentó ante el Comité de Competición de la Federación Cántabra sus alegaciones, órgano que hoy mismo se reunirá para dictar una resolución sobre el caso.

El directivo del Racing tampoco quiso hacer valoración alguna sobre el altercado «para evitar avivar la polémica» y una vez que ya ha trasladado a Competición «las puntualizaciones y explicaciones necesarias acerca de lo acontecido». «Quiero dejarlo pasar. Creo que puede afectar a mi hijo y por eso prefiero mantenerme al margen. No estoy de acuerdo con la forma en que se han presentado los hechos: se trataba de un árbitro joven y pienso que se ha equivocado». 

Francisco Javier Saiz, padre del mencionado árbitro, declinó también la invitación de El Diario para hablar sobre el caso. Agradeció el interés por el estado de su hijo Julio, pero dijo que habían decidido no añadir una palabra más.

Por su parte, el presidente del Vimenor, Manuel José Menezo, relató su versión de lo sucedido en su campo que, básicamente, coincide con lo ya explicado por Julio Saiz en el anexo al acta de aquel encuentro.

Según Menezo, todo comenzó cuando el árbitro del encuentro amonestó al portero del San Agustín, Álvaro de Bedoya, hijo de Roberto Bedoya, por protestar sus decisiones, y además castigó la acción con un libre directo. Como consecuencia de esta falta, el San Agustín encajó un gol, y «fue en ese momento cuando Roberto Bedoya, que asistía como espectador, abandonó la tribuna, entró en la zona acotada reservada a equipos y árbitros e increpó al colegiado, antes de enfrentarse a mí, que sólo intentaba calmarle».

Calmar los ánimos 

Al parecer, otro directivo del Vimenor, desde la grada, trató de tranquilizar a Bedoya, «y él respondió insultándole, de modo que decidió llamar a la Guardia Civil», que se presentó en el estadio, con lo que se zanjó la discusión. Menezo reconoció que, posteriormente, el propio Roberto Bedoya se dirigió a él para disculparse y estrechar su mano, y que él, ofendido, rechazó el ofrecimiento. No obstante, cuando los agentes le preguntaron si tenía interés en presentar una denuncia, también se negó.

Emilio Fernández Terente, presidente del Colegio de Árbitros de Cantabria, se mostró partidario de «no dar al caso más importancia de la que tiene», aunque se confesó «molesto» por la filtración del acta. «No me parece correcto porque el asunto está en manos de la Federación Cántabra, y la filtración de la noticia puede ser interesada. Estos asuntos se deben tratar en el interior de los órganos que correspondan».

Fernández Terente añadió que casos como éste «ocurren en el fútbol. No es correcto insultar al árbitro, pero, desgraciadamente, entra dentro de la mentalidad que tenemos. Afortunadamente, en el fútbol nacional y más en el caso del cántabro, no tenemos incidentes, y podemos decirlo con la boca grande».

Menos comunicativo se mostró el presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, Alberto Vilar, quien excusó dar su opinión sobre lo sucedido al tratarse de un tema «que llevan los comités». «Es algo que se ha producido en un partido y hasta ahí llego. No debo hacer mención a algo que es responsabilidad de otros órganos».

Como se ha indicado anteriormente, el Comité de Competición de la Federación Cántabra de Fútbol celebrará hoy una reunión, en la que valorará las alegaciones presentadas por Roberto Bedoya, con lo que el caso puede quedar definitivamente resuelto.

Competición abrió diligencias informativas sobre el suceso, una actuación que puso en conocimiento de Bedoya para que pudiese presentar las alegaciones que estimase oportunas. Ahora sólo resta aguardar la decisión del Comité de Competición, que en caso de no satisfacer al interesado podrá ser recurrida ante el Comité de Apelación.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:54 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario