Lunes, 30 de marzo de 2009

Mu?iz 'La afici?n no tiene por qu? estar conmigo, tiene que estar con el Racing'

Su mensaje está claro: tranquilidad, pero nada de confianza. Es la receta para lograr el objetivo marcado a principios de temporada, la permanencia. Todo ello en un tramo final de la temporada algo complicado después de que parte de la afición la haya tomado con él y con algunas de sus decisiones. Juan Ramón López Muñiz afronta las últimas jornadas confiado en su plantilla, respaldado por el club y asegurando que, pese a los pitos que ha recibido en El Sardinero, está muy a gusto en Santander.

-¿Qué valoración hace de la marcha de la temporada? 

-Normal. Estamos en lo previsto, en lo que habíamos hablado al principio. Hay una serie de equipos que están igualados, en muy pocos puntos, y llegando al último tramo liguero que es que el que va a decidir dónde te vas a colocar al final.

-Una parte del entorno está preocupada por la marcha del equipo... 

-¿Preocupada? El equipo va décimo, con 33 puntos, sabemos cuál es el objetivo, los puntos qué hay que conseguir y estamos en esa carrera junto a otros equipos. Estamos en una normalidad que dentro del vestuario y dentro del equipo se nota mucho. Una tranquilidad absoluta.

-Hay conjuntos por debajo del Racing que todavía tienen que enfrentarse a los equipos que se están luchando por los primeros puestos del campeonato... 

-Quizá la clasificación sea un poco irreal. Hay equipos que están arriba en la tabla pero todavía no han jugado contra el Real Madrid, el Barça, el Sevilla y el Villarreal y poco a poco se irán poniendo en su sitio. Hasta hace poco tiempo el equipo revelación de la temporada era el Valladolid y nosotros estamos a seis puntos de ellos. Está todo muy igualado. Lo que hay que hacer es no despistarse y tratar de sumar puntos y sobre todo mantener la tranquilidad, que yo creo que es lo más importante.

-¿Y cómo está el equipo actualmente? 

-El equipo está tranquilo y mentalizado. Lo que no puedes hacer nunca es descuidarte. Todo está muy igualado y el equipo que se confíe o descuide puede tener problemas. ¿Nosotros? Estamos en una línea buena. El otro día (partido contra el Valencia) el Racing hizo una buena primera parte, de lo mejor que hemos hecho esta temporada. Y esto no hace pensar que de aquí a final de temporada no vayas a conseguir el objetivo de la permanencia. Insisto, hay que mantener la tranquilidad, la calma y la normalidad, que yo creo que es donde estamos ahora, en mitad de la tabla, con mucha igualdad con muchos equipos. Es lo que se esperaba.

-El presidente estuvo el otro día reunido con los capitanes del equipo y con usted para pedirles un último esfuerzo en este tramo final de la temporada... 

-Fue una visita normal. No hizo nada que no tuviera que hacer. Tenía que hablar de varias cosas, entre ellas de las obras de La Albericia. No fue solamente una visita para dar ánimos. Se habló más cosas. El presidente también esta buscando mucha tranquilidad y mucha calma. El tiene confianza en la plantilla. Ya sabía lo que iba a costar, sabía el objetivo y sabe que vamos dentro de los plazos previstos.

-El equipo dice que está confiando, tranquilo... ¿Y Juan Ramón López Muñiz cómo está? 

-Igual que ellos. Viendo la forma en la que entrenan, en la que juegan y en la que conviven, estoy confiado y tranquilo. Más viendo la primera parte que hicieron el otro día ante el Valencia. Si nosotros estuviéramos con nerviosismo, me imagino que los equipos que están por dejando de nosotros estarían tirados por el suelo. Los que están por debajo lo tienen mucho más difícil que nosotros. Tenemos que seguir con la dinámica de hasta ahora, sin ningún nerviosismo, pero también sin ninguna confianza. Yo creo que tenemos que estar en el término medio.

-Firmó un contrato por dos años, el actual y el próximo. El club ya ha dicho en reiteradas ocasiones que quiere que Juan Ramón López Muñiz continúe la próxima campaña. ¿Usted también desea continuar en Santander? 

-Tengo contrato para la próxima temporada y no he pensado lo contrario.

-Dispuesto, entonces, a planificar también la próxima temporada. 

-De momento el objetivo es conseguir la permanencia. Y la siguiente, Dios dirá. Yo tengo contrato de entrenador. Ningún otro tipo de contrato, sólo de entrenador. Ahora bien, cuando consigamos los puntos necesarios para la permanencia habrá que sentarse, hablar, tomar decisiones y saber cual será el futuro del club, de la plantilla, de los entrenadores.

-¿Quiere seguir contando con el mismo equipo de colaboradores? 

-Los dos colaboradores que tengo, segundo entrenador y preparador físico, acaban contrato esta temporada. Cuando llegue el momento nos sentaremos y hablaremos.

-¿Su intención es contar con ellos? 

-No tengo ningún problema con ellos. Es más, estoy muy contento. Están haciendo un gran trabajo y a los dos les conozco desde hace muchísimo tiempo. Y estoy muy agradecido del trabajo que están haciendo.

-¿Juan Ramón López Muñiz está a gusto en Santander? 

-Sí, muy a gusto. Mi baremo es mi familia. Si mi familia está a gusto, yo también. Luego hay que conseguir los objetivos. Con todo el mundo del club estoy bien, contento, hay buen trato, mi familia está contenta... Todo perfecto. Si conseguimos la permanencia será ideal.

-¿Pero por qué no termina de encajar con la afición? 

-Cuando decidimos venir a Santander hablamos con el club y pregunto cuál es el objetivo. Sabía que igualar lo que se hizo la temporada anterior, en el mejor año de la historia del Racing, iba a ser muy difícil. Yo creo que no es nada personal. Lo que me pasa a mí le hubiera pasado a Benítez, a Luis Aragonés, a cualquier entrenador que hubiera venido. Y es que se viene a un equipo que ha hecho la mejor temporada de su historia. Además, el entrenador anterior se marchó. Yo no vine a sustituir a un entrenador cesado. Sabía que todo eso tiene una dificultad añadida más lejos que la propia competición. Una vez que lo asumes sabes lo que te va a ocurrir. Lo tienes que tener pensado. Eso va dentro de la decisión de venir a Santander.

-¿La sombra de Marcelino sigue siendo demasiado alargada en Santander? 

-No. Lo que ocurre es que la temporada anterior fue la mejor del Racing en toda su historia. Insisto en que yo no vine a Santander a sustituir a un entrenador cesado, sino a un equipo técnico que lo hizo bien. Es diferente. Lo que yo espero es cumplir los objetivos que a principios de temporada me marcó el club.

-¿Cree que se está siendo demasiado exigente en Santander con Juan Ramón López Muñiz? 

-No lo sé. Yo creo que el mundo del fútbol es exigente en sí mismo. Todo el mundo quiere ver un gran partido, que su equipo quede entre los mejores, divertirse... El fútbol tiene una exigencia deportiva y extradeportiva. Y no está mal que el equipo quiera ver un gran equipo en su estadio.

-¿Se siente querido por la afición del Racing? 

-Me siento muy protegido y muy querido por la gente con la que trabajo. Con eso estoy satisfecho. La afición no tiene por qué estar ni conmigo, ni con Fernando, ni con Pernía. Tiene que estar con el Racing. Ayudar al Racing, apoyar al Racing y hacer todo lo posible para que eso vaya lo mejor posible. Luego, si el entrenador es reconocido, mucho mejor. Por eso lo primero que pregunté cuando vine era el objetivo, quería saber si podía cumplirlo. Lógicamente si hay un objetivo que yo no pudo cumplir no hubiera aceptado.

-Recuérdeme lo que se le pidió. 

-Entrar en la fase de grupos de la UEFA y la permanencia.

-Hacia tiempo que no se escuchaba en El Sardinero el 'vete ya'. ¿Qué se siente, qué se piensa en esa circunstancia? 

-Que no afecte a los jugadores. Veníamos de ganar 5-0 al Numancia, de hacer un buen partido, de hacer una gran primera parte, y lo que quería es que no afectara al rendimiento de la plantilla porque quedaban muchos minutos de la segunda parte, tiempo para poder marcar. Quería que ese nerviosismo no entrara dentro del terreno de juego y poder mantenernos al margen de esa situación. Creo que fue una situación puntual, no creo que fuera demasiado.

-¿Y a qué cree que se debió? 

-Más o menos todo el mundo que vive el ambiente de Santander, del Racing, sabe los motivos.

-¿Se siente presionado por los medios de comunicación? 

-No, no. En absoluto. Estoy súper agradecido. Los entrenadores deben convivir con los medios de comunicación. Yo nunca pido a un medio de comunicación que cuando juguemos mal diga que jugamos bien. No tengo ningún problema con ninguno.

-¿Se le trata con dureza? 

-Todo es una parte del fútbol. Cuando yo fui futbolista el lunes había críticas, había halagos. Y yo sabía que tenía que vivir al margen de los halagos y de las críticas. Y exactamente igual como entrenador. Normalmente procuro mantenerme muy al margen de los medios de comunicación. Intentar ayudaros todo lo que pueda, porque creo que es importante que todo el mundo, medios, club, jugadores y entrenador, vayamos en la misma dirección, porque al final es beneficio para todos. No estoy pendiente de lo que se pone en el día a día, porque entonces me podría influir. Me mantengo al margen para tomar las decisiones por cuestiones mías, no porque hayan dicho o puedan decir.

-¿No lee los periódicos, ni escucha las radios? 

-No. Ya lo dejé hace mucho tiempo, cuando era jugador.

-¿La afición del Racing es muy diferente a la de otros campos de España? 

-No lo sé. Como todas. Todos quiere ver ganar a su equipo, quieren que juegue bien. Pero hay que saber que este año es muy difícil. Lo pasaron muchos equipos que tuvieron UEFA. Estamos hablando del Celta, del Alavés, de la Real Sociedad, equipos que ahora están pasando graves dificultades. Lo primero que se me comentó aquí es que eso no podía ocurrir. Hay que tener la cabeza fría y los objetivos claros. Y yo estoy satisfecho, porque el club ha sido siempre lo primero. Yo creo que el club lleva una normalidad aplastante. Y luego, si conseguimos la permanencia, será una temporada redonda. Se habrá ido renovando poco a poco el equipo, habrá entrado gente nueva, joven, se han marchado otros que han ido dejando dinero al club...

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:37 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario