S?bado, 28 de marzo de 2009

Munitis 'Estar en la selecci?n es la leche'

27 de marzo de 1999. Un joven futbolista cántabro ocupa su sitio en el banquillo de la selección española, en el estadio Mestalla de Valencia. España afronta un partido clasificatorio para la Eurocopa del año 2000. El rival, Austria. Pedro Munitis, tímido, callado, silencioso, se ubica junto al zaragocista Paco a la espera de que el seleccionador español, José Antonio Camacho, le dé la oportunidad de debutar con España. El partido transcurre por el camino ideal. España golea sin piedad a una esperpéntica selección austriaca. En el minuto 47 de partido, el combinado español ya gana por un contundente 6-0 (9-0 al final del partido), gracias a los goles de Raúl (3), Urzaiz (2) y Hierro. Camacho se dirige al banquillo. Ordena a Munitis calentar. Y trece minutos después, el delantero del Barrio Pesquero salta al terreno de juego en sustitución de Urzaiz. «Ha sido un sueño» dijo después en la sala de prensa de Mestalla Pedro Munitis. El sueño de su debut con la selección española. 

Diez años después, Pedro Munitis abandona las instalaciones de La Albericia tras el último entrenamiento con el Racing. Una suave sesión, recuperación en el hielo, ducha y para casa. «¿Que ayer hizo diez años de mi debut con la selección? No lo sabía, no tenía ni idea. Gracias por la información, porque aquello fue lo más bonito que me ha pasado como profesional. Tener la oportunidad de defender la camiseta de tu país es algo muy bonito. Estar en la selección es la leche». 

Pedro Munitis ha disputado un total de veintiún partidos con la selección española, con la que ha conseguido dos goles (uno ante Polonia, en partido amistoso, y otro ante Yugoslavia, en la Eurocopa del año 2000). 

La gloria 

Su participación con el conjunto español ha dejado momentos memorables para el fútbol cántabro. Sobre todo, los que vivió en la Eurocopa del año 2000, que se disputó en Bélgica y los Países Bajos. Su primer momento de gloria lo vivió con el gol que logró ante Yugoslavia en la fase inicial. España remontó de manera milagrosa aquel partido (ganó 4-3 después de ir perdiendo 3-2 en el descuento) y se clasificó para los cuartos de final. «Mi mejor momento con la selección fue el gol ante Yugoslavia», recuerda Munitis. En los dos primeros partidos no había jugado y con ese gol pude reivindicarme. Era un partido que se nos puso muy complicado y marcar fue clave. A mí, además, me hicieron el primer penalti, que lo metió Mendieta». 

El rival en cuartos de final fue Francia. Pedro Munitis cuajó uno de sus mejores partidos con la selección. Volvió loco al entonces considerado mejor lateral del mundo, Thuram. Sin embargo, su extraordinaria actuación no bastó. España cayó eliminada (2-1) tras fallar Raúl un penalti en el último minuto. 

«Los partidos ante Yugoslavia y Francia han sido los dos encuentros en los que más he disfrutado jugando al fútbol. Cada balón tenía una gran importancia. Me sentía con mucha responsabilidad y creo que lo llevé todo bastante bien». 

Sin Mundial 

Tras la Eurocopa, Munitis siguió formando parte de la selección de José Antonio Camacho. Participó en la clasificación para el Mundial de Corea, pero se quedó fuera de la lista para la cita. «Fue, sin duda, el momento más duro. Después de haber jugado en la fase clasificatoria me quedé fuera. Una lástima». 

Ahora, Munitis prefiere centrase en el Racing y ya prácticamente no piensa en la selección, aunque siempre guardará esos extraordinarios momentos que vivió con la elástica nacional. «Hace tanto tiempo que no voy -dice- que es una cosa que ni me planteo. Pero siempre diré que es lo mejor que me ha pasado como profesional. Es la leche estar en la selección», reitera. 

«¿Qué cómo la veo ahora? Da gusto verlos jugar. No sólo gana, es una delicia cómo juegan. Antes de la Eurocopa pocos hubieran apostado a que España se hubiese proclamado campeona continental».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 10:45 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario