Domingo, 22 de marzo de 2009

Mata y Serrano reviven al Valencia

El ser humano siempre da lo mejor de sí mismo en las situaciones límites. Y los equipos de fútbol también. Así lo demostró el Valencia en El Sardinero. En el primer minuto de la segunda parte, Alexis vio la segunda amarilla, injusta, y se fue a la calle. A partir de ese momento, los chés llegaron a la portería de Toño (antes, con once, no se habían aproximado) de la mano de un buen Pablo Hernández, que en la primera mitad estuvo desaparecido. La entrada de Mata hizo el resto. El burgalés marcó el gol de la victoria y Serrano confirmó el triunfo valencianista al fallar un penalti en el último segundo.

Toni Moral y Jonathan Pereira no paraban de hacer diabluras 

Durante los primeros 45 minutos, el Racing fue muy superior. Cogió el balón desde el inicio y Toni Moral y Jonathan Pereira no paraban de hacer diabluras. Todos los ataques racinguistas pasaban por sus botas y estaban bien respaldados por Óscar Serrano y Valera. Los muchos acercamientos locales acabaron en un carrusel de córners a favor de los de López Muñiz.

En uno de esos, Christian entró con todo, remató al segundo palo y Pereira se tiró para tocar el balón y mandarla fuera por poco. Después, Óscar Serrano enganchó un rechace tras un saque de esquina y César rozó para salvar el primer tanto del Racing. Entre tanto, Guaita salió a calentar, aunque el portero extremeño no dio ningún signo de lesión.

Y así fue, porque el guardameta del filial no salió en todo al campo en todo el partido. En la primera parte también hubo tiempo para que Pereira volviera loco a Maduro con dos recortes antológicos. Pero se equivocó en el pase de la muerte. Al descanso se llegó sin ningún disparo a puerta del Valencia, donde Vicente, Pablo Hernández y Morientes no hicieron acto de presencia.

El partido cambió a los 19 segundos tras la reanudación. Jonathan Pereira intentó zafarse de Alexis y éste cometió falta. Rodríguez Santiago lo expulsó, aplicando el reglamento rigurosamente. Albelda, que había entrado en el descanso, se colocó de central. Si el Racing había controlado la primera mitad, la segunda tomaba el mismo cariz. Pero no fue así. El dominio del balón se repartió a partes iguales.

Entonces, el Valencia llegó y creó ocasiones. Las primeras salieron de las botas de Pablo Hernández. En una, le ganó la partida a Oriol (que se torció el tobillo cuando perseguía al valencianista) pero Garay llegó desde atrás para enviar a córner. En la siguiente, el castellonense se llevó el balón a trancas y barrancas pero Toño sacó su disparo. En la réplica, Toni Moral remató fuera a puerta vacía tras un pase de Jonathan Pereira.

Mata se encargó de demostrar que en fútbol no se puede perdonar. Cuando llevaba cinco minutos sobre el campo, culminó un rápido ataque que inició Baraja abriendo hacia la derecha y prolongó Pablo Hernández centrando al punto de penalti. A partir de ahí, el Valencia se echó atrás y el Racing apretó. En el minuto 94, Albiol agarró a Pereira y cometió penalti. Óscar Serrano pidió el balón y lanzó al larguero. El extremo zurdo se encargó de certificar lo que Mata había iniciado: el regreso a la victoria del Valencia 49 días después.

Fuente: Marca


Publicado por Castro2 @ 21:21 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario