Domingo, 15 de marzo de 2009

Destrozo en medio tiempo

El Racing de Santander se dio un festín a costa del Numancia con una 'manita' (5-0) en un gran partido de los locales, sobre todo en la primera mitad. Y es que en sólo cuarenta y cinco minutos los de Muñiz lograron todos los goles del partido amargando el debut en la portería soriana de Kelemen. Óscar Serrano y Zigic, ambos por partida doble, y Luccin, de falta, bordaron un primer tiempo de ensueño.

Los jugadores racinguistas desmostraron una efectividad casi perfecta. Sólo tardaron en abrir la lata lo que les costó entrar en calor y tras un par de avisos cayó el primero. Óscar Serrano se encargó de inaugurar el marcador al aprovechar un regalo defensivo del Numancia. Un mal despeje de Boris se la dejó franca al extremo local para que fusilase a Kelemen.

El gol hacía justicia y avecinaba lo que iba a ocurrir. Luccin hizo el segundo en un fortísimo disparo lejano de falta que salvó la barrera y sorprendió al portero numantino antes de la media hora de juego. Abierta la veda, las ocasiones empezaron a caer en cascada. Zigic lograba el tercero apenas seis minutos después al empujar a la red un pase de la muerte de Serrano, tras una gran jugada de éste por la banda.

Con el Numancia grogui, Jonathan Pereira y Lacen rozaron el cuarto hasta que al final lo consiguió Zigic. Al igual que Serrano en el primer tanto, el serbio enganchó un mal despeje de cabeza de Felipe Guréndez para fusilar. En la última ocasión del primer tiempo, Óscar Serrano cerraba el marcador con otro golazo. Lacen le echaba el balón por encima de la defensa y éste la enganchaba con calidad dentro del área para cruzarla. Sus dos tantos eran el premio al partidazo del catalán, que además había dado uno a Zigic y que nada más empezar la segunda mitad rozó el 'hat-trick', pero el larguero se lo impidió.

A partir de entonces, el Numancia buscó la honra con un Racing que se limitó a aprovechar las contras y los disparos desde lejos para ampliar su diferencia, aunque al final no lo consiguió a pesar de los intentos de Serrano y Pereira. Barkero se erigió como el mejor de los de Pacheta, sobre todo porque su zurda puso en aprietos a balón parado a Toño en varias ocasiones. Boris tuvo en sus manos el gol de la honra, pero erró de manera incomprensible a la salida de un córner.

Susto de Moratón
La nota negativa del encuentro la puso Moratón, que tuvo que abandonar el partido a los dos minutos por un encontronazo involuntario con su compañero Pinillos y que dejó a los dos jugadores sangrando en la cara. El defensor racinguista fue trasladado al hospital para que se le aplicasen puntos de sutura. También se retiró lesionado Guayre con un esguince de tobillo.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 21:01 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario