Domingo, 15 de marzo de 2009

La calma est? tasada en tres puntos

Un proverbio africano recuerda que el trasero no le dice a su dueño que se levante, sino que es el propietario quien se incorpora y él le sigue. A lo largo de la semana se ha generado un cierto temor a cómo pueda reaccionar el público de los Campos de Sport si el Racing no encarrila pronto su duelo con el Numancia. Cunde el temor a que entonces los seguidores muestren su descontento y esto genere ansiedad en el equipo. Un dato positivo es que desde la plantilla no se ha arengado a la afición para que los espolee. Dan por hecho que estará de su lado y saben que son ellos quienes deben dar motivos para animar. Y es que a nadie se le escapa que en El Sardinero hay ganas de aplaudir, pues los fieles ya se han hecho a la idea que esta campaña no habrá un DVD en junio que recuerde otra histórica temporada. Los hinchas empujarán, pero los futbolistas deben pedalear y en los graderíos molesta que no lo hagan delante suyo, como así lo corroboran las estadísticas.

El Racing es el segundo peor equipo de la Liga actuando como local. Se agradece la autocrítica que han realizado los veteranos durante los días previos al partido, de modo que sólo queda llevarlo a la práctica ante el equipo más modesto de la categoría. A medio camino entre una placentera recta final del torneo o la zozobra de ver peligrar la permanencia, los tres puntos que hay en juego se antojan innegociables. Los cántabros tienen la oportunidad de alejar al Numancia a diez puntos de distancia, amén de recuperar ‘el gol-average’ particular, tras el dos a uno de la primera vuelta.

Este domingo Muñiz no podrá contar con Munitis e Iván Marcano, así que abren dos alternativas para el carril izquierdo: Cristian o Sepsi. Es de suponer que, si la ausencia del canterano ante Osasuna sólo se debió a problemas físicos, Cristian debería ser el elegido.

Jugando como local, todo parece indicar que Toni Moral y Pereira alternarán la mediapunta y la banda derecha, descartándose la reubicación de Valera como extremo y la entrada de Pinillos a la zaga. Lacen parece fijo en el doble pivote, generándose dudas sobre la elección de Luccin o Colsa. El de Ramales es más ofensivo, pero atraviesa un pico bajo de rendimiento, de modo que Muñiz podría volver a confiar en el francés. Por lo demás, no se esperan más sorpresas en el once.

Fuente: Alerta


Publicado por Castro2 @ 0:37 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario