Jueves, 12 de marzo de 2009

El equipo est? pendiente de Munitis y Marcano

A todos los equipos les pasa más o menos lo mismo, pero cuando toca pasar el sarampión de las lesiones, duele. Más, si como es el caso, se juntan a la vez en el dique seco tres jugadores fundamentales. Ayer, en La Albericia, no pudieron trabajar con el resto del grupo ni Tchité ni Munitis ni Iván Marcano.

En el caso del centroafricano, su presencia para medirse al Numancia el domingo está descartada y la de los dos santanderinos está más que comprometida.

Pedro Munitis ha mejorado considerablemente de sus dolores en la parte posterior de la rodilla, pero lo más probable es que apure su proceso de recuperación hasta la jornada del sábado. Será entonces cuando, ante las sensaciones del jugador, Muñiz, los médicos y el propio Munitis deban tomar una decisión de cara al partido contra los sorianos.
Más dolor.

La lesión de Iván Marcano se produjo, también, en Mallorca y pese a que no le ha impedido jugar contra Osasuna y Depor, ha provocado al defensa santanderino unos fuertes dolores que, lejos de remitir, han ido acentuándose.

Ayer, por fin, ya no pudo entrenar junto a sus compañeros y los médicos del club tomaron la decisión de someterle a una nueva prueba radiológica en Mompía, en este caso un TAC (Tomografía Axial Computerizada). A lo largo del día de decidirán los galenos el tratamiento a seguir de cara a intentar recuperarlo para jugar el domingo.

Lo más probable es que se opte, como en el caso de Munitis, por retrasar la decisión al entrenamiento del sábado. El jugador, por el momento, no es muy optimista: "Tengo bastante dolor y, la verdad, estoy bastante jodido... Habrá que esperar. He jugado dos semanas con un dolor muy fuerte, que va a más. Hay que mirarlo bien".
Memé se arma de paciencia

Lo normal para los que acuden a La Albericia, cada día, es ver a Tchité sonriendo. Dentro y fuera de la cancha parece transmitir alegría. Aunque, en ocasiones, la procesión la ha llevado por dentro. Como ahora. Estos días Memé sigue sonriendo aunque sus sensaciones no mejoran como a él le gustaría: "Estoy igual, me duele poco pero no se me acaba de quitar". Está loco por volver y demostrar a la afición, a la que ha notado más fría con él, su compromiso. Pero hasta entonces, tiene muy claro que la clave es "tener paciencia".

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:48 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario