Domingo, 08 de marzo de 2009

El Racing busca enderezar su rumbo en Riazor

El equipo de López Muñiz, que recupera a Zigic y a Garay, necesita una victoria ante el Deportivo para no acercarse a los puestos de descenso.

El partido llega en un momento delicado para el conjunto santanderino que está obligado a regresar de su visita al equipo gallego con un resultado positivo que le permita conservar la, por el momento, privilegiada situación que tiene en la tabla clasificatoria. Después de una serie de resultados que, en absoluto, se pueden considerar positivos, el equipo de Juan Ramón López Muñiz necesita una victoria para poder tomarse un respiro. No es que su situación sea demasiado preocupante, al menos por el momento no lo es, pero sí necesita sumar los tres puntos para dar un paso adelante en la tabla y, además, para recibir una inyección de ánimo, algo que comienza a ser necesario después de una racha no demasiado buena.

Lo que está claro es que sacar algo positivo de Riazor no será una tarea sencilla para los hombres de López Muñiz. Pese a que el campo coruñés se le da bien a los cántabros, el estado actual del Deportivo, bien colocado en la clasificación y con un buen bloque de jugadores a los que Lotina ha sabido sacar el mejor rendimiento posible, complica las cosas para los santanderinos. Ni siquiera el hecho de que el técnico verdiblanco vaya a recuperar a algunos de sus jugadores más importantes -Zigic y Garay- garantiza nada al Racing. Eso sí, Muñiz se verá obligado a efectuar muchas menos cábalas para presentar en Riazor un once de garantías.

El equipo

La portería, como no puede ser de otra manera, estará cubierta por Toño. El guardameta alicantino del Racing está completando una magnífica temporada, tanto que es uno de los porteros menos goleados del campeonato. Su participación está siendo fundamental para que el Racing está en una posición relativamente cómoda.

Por delante de Toño, López Muñiz colocará una línea de cuatro defensas que, salvo por la ausencia del traspasado César Navas, será la de casi siempre. Es decir, Valera y Marcano serán los laterales y Garay, que regresa tras su partido de sanción, y Oriol, relevo del jugador madrileño, se ubicarán en la zona central.

En el centro del campo también habrá variaciones respecto a la que ha sido la alineación más frecuente durante la presente temporada. Colsa y Lacen parecen fijos en el doble pivote. También es segura la presencia de Serrano en la banda izquierda. Más dudas ofrece el nombre del futbolista que juegue por la derecha. En principio, a tenor de lo visto en los últimos entrenamientos y tomando como referencia actuaciones anteriores, el gallego Jonathan Pereira parece que es el que más papeletas tiene para jugar pegado a la banda. Toni Moral es la otra alternativa.

Esta duda puede trasladarse también a la delantera. Nicola Zigic es fijo. No podía ser de otra manera. Y junto a él estará el descartado por Muñiz para la banda derecha. Es decir, Pereira o Moral.

El sistema

Con esta alineación, López Muñiz mantendría su sistema habitual (4-4-2), aunque ha dejado claro que, si el equipo lo necesita, podría poner otro dibujo táctico sobre el césped, recurriendo al 4-1-4-1 que ya ha utilizado en otras ocasiones. En este caso, el gran beneficiado sería el francés Peter Luccin, que se colocaría por delante de la defensa.

Fuente: Web Diario Montañes

 


Publicado por Castrenyo @ 12:46 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario