Jueves, 05 de marzo de 2009

Mem? Tchit? 'Que no equivoquen a la afici?n: yo quiero jugar'

¿Por qué quiere hablar?

Me quería explicar por que se han dicho cosas que no son verdad y que la gente puede pensar cosas que sólo son un malentendido.

¿Le preocupa lo que piense la afición de usted?

Sí, y quiero aclararlo.

¿Qué pasó en diciembre? Hubo medios de comunicación que dijeron que no quería jugar.

Estaba lesionado antes de irme de vacaciones. Jugué con una lesión los dos últimos partidos. Hice un esfuerzo por mí y por el bien del club.

¿Y por qué jugó esos dos encuentros lesionado?

En la situación que estaba el equipo quería dar lo mejor y hacer lo más oportuno.

¿Cuando regresa de las vacaciones ve que hay medios que señalan que no quiere jugar o se entera después?

Lo supe en cuanto regresé. Con este tipo de lesión había preguntado a los médicos y me dijeron que cuanto más forzara peor era para la lesión y eso fue lo que ocurrió.

También se dijo que durante las vacaciones había practicado algún tipo de deporte y que eso provocó la lesión...

Para las vacaciones nos habían dado un papel con una serie de ejercicios que teníamos que hacer. He corrido y hecho aquello que me permitía la lesión durante las vacaciones, pero no podía seguir pues la lesión no me dejaba hacerlos. Solamente he corrido y he realizado abdominales, como me habían pedido. Hubo un malentendido; la gente pensó que había jugado al baloncesto, pero no fue así. Lo único que hice fue tirar algunas canastas, pero no correr y practicar ese deporte.

¿El club le ha sancionado o le ha puesto multa por eso?

Sí, me han sancionado. No sé si no entendieron cuando expliqué lo que realmente pasó durante las vacaciones. Hablé también con los jugadores en su momento y tampoco lo comprendieron así. He hablado con toda la plantilla y con la ayuda del doctor Mantecón les expliqué que realmente estaba lesionado y todo lo que sucedió durante las vacaciones.

Aquella lesión pasó y ahora tiene otra. Se le nota triste.

Estoy triste ahora, pero también lo estuve con la otra lesión. He intentado hacer todo lo posible por el equipo, poder jugar, hacer un esfuerzo para estar bien pero, aún así, se estaba diciendo en los medios que no quería jugar, que no tenía ninguna lesión. Por eso estoy triste y tocado ahora.

¿Por qué se entrenó si estaba mal? Dio la sensación que podía jugar ante Osasuna...

No era un entrenamiento. Era una prueba que me hicieron junto a Pedro Munitis para ver si podíamos jugar.

¿Después del entrenamiento es cuando ve que la rodilla lesionada sufre?

Durante la prueba la rodilla se mueve y tuve un dolor por espacio de cuatro minutos. Pasado ese tiempo se me quitó el dolor, con lo que volví a empezar y en caliente no notaba ninguna molestia. Pero cuando llegué a casa, ya en frío, es cuando empecé a notar el dolor.

¿Y ahora le queda más o menos un mes de recuperación?

Durante el sábado me hicieron pruebas los médicos y la rodilla se movía mucho. Tenía muchas ganas de jugar pero los médicos dijeron que no, pues era peligroso para la lesión, que podía empeorar.

Ahora ha empezado a entrenar sin prisas, sin pensar en el próximo domingo...

He hecho ejercicios de fuerza con los médicos pero no he forzado demasiado.

En medio de las dos lesiones jugó en Barcelona 20 minutos. La gente vio un Tchité sin fuerzas, apático...

Esto es lo normal cuando vienes de una lesión. Tardas más de lo habitual en coger el ritmo del equipo, en recuperar la fuerza. Pasa siempre.

¿Tiene algún problema con la llegada de Zigic?

No, no. No tengo ningún problema con Zigic. Es otro tema que he visto en los medios de comunicación. Zigic es un compañero más del equipo; al contrario, hacemos concursos, tiramos canastas de baloncesto. Me llevo muy bien con él.

En diciembre también se habló de su salida del club ¿Eso también le pudo afectar?

No, no, yo estoy tranquilo. Esas cosas las decide el club. Estoy muy contento en Santander, soy jugador del Racing y, de momento, lo único que me interesa es eso.

¿Se quiere quedar?

Estoy aquí.

¿Y el año que viene...?

Vamos a ver. Es otra cosa.

¿Qué pasa con su izquierda?

Uff. (Se ríe) Me ayuda mucho para correr en los apoyos, o para subir al coche.

La gente le recuerda mandando callar a San Mamés. ¿Espera repetir?

Me gustaría. Cuando juguemos allí ya estaré bien de la lesión..., pero lo que no se es si estaré en el campo para poder marcar.

¿Que tal con Muñiz?

Bien, lo normal.

¿Quiere decir algo más?

Quiero dar un mensaje a los aficionados para que no les equivoquen y que sepan que tengo ganas de jugar, muchas ganas de jugar, pero que si estoy lesionado me es imposible. Además, me duele, no es ninguna farsa.

¿Ha notado un cambio de los aficionados con respecto a usted?

Sí, lo he notado. Pero es normal. Ellos no saben lo que realmente ha pasado; ellos ven lo que sale en los medios. Lo que quiero es que sepan lo que realmente ha ocurrido.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 19:52 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario