Martes, 03 de febrero de 2009

Garay pierde la titularidad y se estanca con su cesi?n

Ezequiel Garay no está viviendo sus mejores días en Santander. El central, fichado por el Madrid en verano y cedido esta temporada en el Racing, ni siquiera fue convocado ante el Barça. Se ha difundido que su ausencia se debe a que aún no se había recuperado de su última dolencia muscular, pero el motivo real fue una decisión técnica.

Tras caer lesionado hace cuatro jornadas contra el Recre en el vasto interno de su pierna derecha, Garay volvió a entrenarse 15 días después. Los médicos le dieron el alta y Muñiz quería contar con él en Sevilla hace dos jornadas. Ante la sorpresa de todos, el rosarino se autodescartó al tener "malas sensaciones". El entrenador se vio obligado a alinear a Oriol. El Racing ganó en el Pizjuán (0-2) y, por tanto, confió en la misma defensa para medirse al líder.
Sin pretemporada.

Garay estaba mejorando su rendimiento en los últimos partidos y es, de largo, el mejor central del Racing. Sin embargo, le ha costado mucho arrancar esta temporada. Y todo por una lesión de rodilla que sufrió el pasado 19 de marzo en la semifinal de Copa contra el Getafe. Además, no pudo hacer siquiera la siguiente pretemporada. Aun así, la selección argentina le citó para disputar los Juegos Olímpicos. Garay acudió a la cita sin rodaje. Y lo pagó. Aunque se colgó la medalla de oro, no ofreció su mejor versión. Por eso, cuando regresó a Santander, Muñiz le planificó una minipretemporada personal mientras le dio la titularidad. Pero ni por esas: no destacaba como antes y erró los tres penaltis que lanzó.
No pagarán 120.000 para que juegue el sábado

Ezequiel Garay sí podría jugar el próximo sábado en el Santiago Bernabéu a pesar de estar cedido en Santander hasta el mes de junio. Pero el Racing no lo hará posible. Para que así fuera, el club cántabro debería pagar los 120.000 euros que estipulan una de las cláusulas de su contrato y, como es lógico, la directiva racinguista no hará ese desembolso económico. En primer lugar porque las arcas del club verdiblanco no atraviesan su mejor momento y en segunda instancia debido a que la importancia del partido no lo requiere. Ni se juega una final ni es imprescindible para el once de Muñiz. Garay verá el partido desde su casa ya que, como él mismo afirmó a AS, "pasaría muchos nervios al no poder jugar".

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 18:10 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario