Domingo, 01 de febrero de 2009

Con Messi no caben las sorpresas

Una jornada más Leo Messi volvió a demostrar que es el jugador más decisivo del campeonato. Sólo estuvo en el campo media hora pero fue suficiente para revolucionar a un Barça que no disparó entre los tres palos hasta su entrada en el terreno de juego. Marcó dos goles y remontó el tanto de Zigic desde los once metros.

Viendo cómo transcurría el choque, tenía todas las papeletas para que el Barça pinchase y le diera algo de emoción al campeonato. Los de Guardiola llegaron a Santander con un fútbol apático, falto de ritmo, muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados. El Racing, al ver la 'pachorra' con la que los catalanes se plantaron en su estadio, decidió tomar las riendas del choque. Los catalanes tenían la posesión, pero el peligro lo ponía el conjunto de Muñiz.

Un dato refleja con claridad lo que fue el Barcelona hasta la entrada de Messi. Ningún disparo entre los tres palos y la capacidad de generar peligro reducida a las jugadas a balón parado.

Por parte de los cántabros, a punto estuvieron de dar la campanada de la jornada. No en vano eran, hasta esta jornada, uno de los dos equipos a los que el Barça no ha conseguido derrotar en Liga. Pereira pudo adelantar a los locales en la primera parte pero el palo se alió una jornada más con Valdés.

Zigic marcó de penalti
Ya en la segunda mitad los cántabros vieron recompensado su derroche físico y tomaron ventaja en el marcador con un gol de Zigic desde los once metros. Márquez derribó de manera indiscutible a Pereira dentro del área y Fernández Borbalán no dudó en señalar pena máxima.

Viendo el panorama Guardiola aceleró la entrada de Messi en el campo y el argentino revolucionó el partido. A los cinco minutos puso las tablas en el marcador tras aprovechar un rechace dentro del área. Henry puso un centro desde la izquierda que cabeceó Xavi al poste y el argentino rebañó.

Con las cosas así llegaron los nervios para el Racing y 'La Pulga' aprovechó para regalarnos una nueva 'joyita'. Bajó con el pecho un rechace en el borde del área cántabra, recibió sin despeinarse una entrada que hubiera desequilibrado a cualquiera y definió para darle los tres puntos al líder y lograr el gol 5.000 del Barça. Un tanto que parecía mandarle un mensaje al Real Madrid: "Este Barça no pincha".

Toni Moral, lesionado
La nota negativa la pusieron Toni Moral por parte del Racing y Márquez, Piqué y Alves por el Barça. Moral cayó lesionado tras una durísima entrada de Alves habrá que esperar para conocer el alcance de su dolencia. Márquez y Piqué fueron expulsados por doble amarilla y Daniel Alves se perderá el próximo choque tras ver la quinta amarilla.

Fuente: Marca


Publicado por Castro2 @ 21:52 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario