Domingo, 09 de noviembre de 2008

Ambiente de gala en El Sardinero

Un proverbio japonés advierte: «Cuando te salves de un peligro a cincuenta pasos, no te alegres de ello hasta que no te encuentres a cien». Las buenas sensaciones que dejó el Racing ante el Valencia y el Schalke 04 esta semana pueden reducirse a una mera anécdota con una derrota ante el Sporting de Gijón. Los cántabros lo saben y por eso no quieren que se deshaga su castillo de naipes ahora que ha empezado a coger altura. Ha costado mucho ilusionar al público y otro varapalo en El Sardinero frente al vecino asturiano echaría por tierra la reconciliación entre la afición y el equipo, del pasado jueves. 

Pese al lógico recelo que genera la trayectoria del Racing esta campaña, el ambiente que se espera hoy en los Campos de Sport promete. La proximidad entre Gijón y Santander, así como la histórica rivalidad entre ambos clubes, deparará un duelo de tensión y decivelios en las gradas. No en vano, se espera la llegada de alrededor de 3.000 hinchas rojiblancos en un estadio que rozará el lleno. Los equipos de Manolo Preciado se caracterizan por la presión y por pelear a cara descubierta. Si a eso le añadimos que el combinado verdiblanco actúa como local y que Muñiz ha adelantado las líneas en los últimos compromisos, se dan «todos los alicientes para que se vea un gran encuentro», como ya adelantara el entrenador del Racing en las víperas del partido. Queda el temor de que todo esto se pueda traducir en un choque lleno de imprecisiones en el pase e interrupciones por las faltas fruto de la tensión que rodea a este tipo de partidos.
En cuanto a las posibles variantes en el once racinguista, el técnico montañés tiene a dos hombres tocados: Munitis y Lacen. El del Barrio Pesquero se retiró del último entrenamiento por un golpe en su ya de por sí dolorido tobillo, mientras que el francés sufre un proceso vírico. A la espera de ver cómo evolucionan de sus respectivas molestias, Valera ganaría enteros para ocupar la banda derecha, mientras Luccin y Bedia, pugnarían por acompañar a Gonzalo Colsa en el doble pivote. La lógica invita a pensar que el resto de titulares en la Copa de la UEFA repetirán frente al Sporting. En el bando rival, Preciado planea alguna rotación con vistas al partido copero del miércoles. Kike Mateo por el lesionado Carmelo, será el único cambio obligado.

Fuente: Alerta


Publicado por Castro2 @ 0:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario