Jueves, 06 de noviembre de 2008

La UEFA de verdad llega a El Sardinero

La UEFA de verdad llega esta tarde a El Sardinero. El rival que examina al Racing no será ya un equipo repleto de debilidades como fue el Honka Espoo, que sólo sirvió como aperitivo de lo que más tarde comenzó en el campo del Twente. Lo de hoy ya es otra historia porque llega a Santander uno de los grandes del fútbol europeo, un equipo de Liga de Campeones que evaluará el verdadero estado de ánimo de un equipo que hace sólo siete días tocó fondo tras perder en Murcia pero que sólo 72 horas después resucitó en Mestalla. Sueño o realidad, es lo que evaluarán hoy los de Gelsenkirchen.

Los goles de Tchité el pasado sábado fueron balsámicos para recuperar el estado de ánimo de un racinguismo que estaba en horas bajas. Algo sucedió en la Oliva, donde el plantel verdiblanco estuvo concentrado cuatro días aprovechando su ‘gira’ por el sureste peninsular. Allí cundió en el vestuario el deseo de que haya un antes y un después de lo sucedido tanto en la Nueva Condomina como en Mestalla y, para comprobar si hay vida más allá de Valencia, ha llegado el Schalke a tierras cántabras.

El de hoy es un examen de los duros, de los que no permiten afrontarlo a medio gas porque el rival destroza a quien apunta un mínimo signo de debilidad. Si alguien lo duda se lo puede preguntar al París Saint Germain, que recibió tres goles del Schalke 04 en la primera jornada de la fase de grupos. El Racing en cambio perdió ante el rival que se había pintado como más asequible dentro de un grupo más propio de Liga de Campeones que de UEFA. El 1-0 en el campo del Twente echó abajo las cuentas de los racinguistas y, por esa razón, los hombres de Muñiz deben puntuar hoy si quieren seguir vivos en la competición.

Tanto la talla del contrincante como la expectación que ha levantado la visita del conjunto teutón impedirán a Muñiz caer en la tentación de las rotaciones que piensen más en el Sporting que en lo más inmediato. La clasificación continental la temporada pasada inundó de ilusión a todo el racinguismo y éste no quiere desaprovechar la oportunidad de disfrutar de la UEFA. Y no hay que engañarse, en el fútbol, para disfrutar, lo primero que hay que hacer es ganar. Eso sólo puede hacerlo uno, por lo que el siguiente paso es dejar una buena imagen y tener la conciencia tranquila de que se hizo todo lo posible por lograr lo máximo y, para ello, lo primero es poner a los mejores sobre el terreno de juego.

Pocos cambios. Se apuntan pocos cambios con respecto al once que consiguió brillar en Mestalla. Ese día Valera fue baja por sanción, está más fresco que el resto y por eso es probable que entre hoy de inicio. El máximo perjudicado podría ser Pinillos, ya que Munitis dio un salto de gigante el pasado sábado para hacerse con el carril del 8. Poco margen de maniobra más tiene el entrenador asturiano para introducir cambios. Sólo la entrada de Juanjo en la delantera o la de Bedia o Luccin en el centro del campo pueden entrar dentro del cupo de posibilidades a tener en cuenta por el técnico.

La presencia de Munitis puede ser importante para encontrar agujeros en una de las defensas más sólidas de Europa. El Schalke es el equipo menos goleado de toda la Bundesliga. Sólo ha encajado ocho tantos en once partidos y eso dice mucho de su solidez atrás por mucho que hoy no pueda contar con los zagueros Christian Pander y Levan Kobiashvili Bordon. Aún así, la atención se la llevan Westermann y Borton, que levantan sobre sí un enorme muro delante de su portería que se eleva hasta los 190 centímetros. Si a eso se le añade el 1,97 que mide Engelaar, que suele sumarse también a la defensa desde el centro del campo, todo apunta a que tocará mirar hacia arriba. Por eso Juanjo podría encontrar protagonismo.

Pero el Schalke no es un equipo fundamentado sólo en la defensa. Contar con Kuranyi en la delantera ya es una garantía de peligro y Muñiz lamentará no poder contar con Garay, todavía renqueante de su lesión, para parar al internacional germano. El argentino es la única baja del Racing para el encuentro de hoy. Pero la resurrección de los verdiblancos llegó sin el central argentino y ésta debe confirmarse también sin él. Hoy es un buen día para hacerlo porque la entidad del contrario permiten tener una excusa bajo el brazo en caso de los puntos en juego cojan un avión. Para lo que no habría excusa es para no ponerlo todo lo que hay que poner para ganar y dar, por fin, una alegría a la afición.

Fuente: Alerta


Publicado por Castro2 @ 0:11 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario