Martes, 04 de noviembre de 2008

Navas no quiere excusas

La lluvia que ha caído estos días sobre la capital cántabra puede provocar que el césped de El Sardinero esté muy pesado y hasta embarrado, circunstancia que, a priori, debería beneficiar al Schalke 04 alemán por sus caracteríticas físicas. No obstante, César Navas piensa de una forma más equitativa. «En mi opinión, le perjudica a los dos equipos por igual. El otro día se vio en el encuentro que disputaron el Barcelona y el Málaga. Cuando todos podían pensar que el conjunto catalán sería el más perjudicado por esta situación, llega y le mete cuatro. El agua nos viene mal a los dos y espero que deje de llover para que así la afición pueda disfrutar de un encuentro que no esté deslucido por el agua y el barro».

En cuanto al cambio de actitud que tuvo el Racing en Mestalla, Navas asegura que no han hecho nada diferente a lo que acostumbran en otro encuentros donde se perdió. «En Valencia se nos han dado las cosas bien. Unas veces salen mejor o peor, pero el equipo está jugando todos los partidos con la misma tensión y la misma idea de fútbol. Ojalá a partir de ahora nos demos cuenta que se puede ganar cualquier partido, aunque sea ante rivales más poderosos».

Y es que la victoria ante el conjunto ché abre un halo de esperanza de cara al choque europeo. «Será otro partido difícil ante un gran equipo. Lo más importante es seguir en esta línea de trabajo y continuar con la cabeza tranquila. Es un equipo que lleva muchos años entrando a disputar competiciones europeas. Quizás destaque más en la faceta física que en la técnica, pero aún así cuentan con jugadores de primer nivel y será un partido muy difícil, pero donde se puede conseguir algo bueno». La derrota ante el Twente obliga a sacar algo positivo ante los teutones, aunque el zaguero puntualiza. «Todavía quedan nueve puntos en juego. Es importante sumarlos cuanto antes, pero sin entrar en alarmismos».

Por su estatura (se trata del futbolista más alto del equipo), César Navas tendrá que lidiar con sus mejores cabeceadores a balón parado durante todas las jugadas de estrategia. No obstante, al madrileño no le preocupa la fortaleza aérea del rival, «Al final todos los equipos cuenta con jugadores importantes en todas las posiciones. En esta ocasión nos tocará enfrentarnos a gente de nivel en la Bundesliga, pero tampoco tienen por qué ser mejores que los que juegan en la Liga española». Y es que el defensor tiene mucha fe en las posibilidades de su equipo en el campeonato doméstico o en la fase de grupos de la Copa de la UEFA. «El grupo siempre ha confiado en que tarde o temprano íbamos a lograr cambiar esta dinámica negativa porque el equipo está capacitado para ganar partidos. Nosotros no hemos estado preocupados en ningún momento porque sabíamos que esto tenía que ocurrir, pese a que desde fuera se decía que estábamos muy mal».

Fuente: Alerta


Publicado por Castro2 @ 22:56 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario