Domingo, 02 de noviembre de 2008

Habl? el equipo

El Racing se reencontró ayer con la victoria y lo hizo por todo lo grande. Tras dos jornadas sin ganar, los de López Muñiz se llevaron los tres puntos de Mestalla al vencer por 2-4 al que era el líder hasta el momento, el imbatido Valencia. Así el Racing pudo hacer lo que nadie había conseguido esta campaña, ganar al equipo de Emery que sumaba ocho jornadas consecutivas sin conocer la derrota. Tchité se convirtió en protagonista al anotar tres de los cuatro tantos de su equipo. Una victoria revitalizante que eleva al Racing hasta la undécima posición de la tabla y salva al técnico, López Muñiz, de la destitución.

El encuentro arrancó con un Valencia muy fuerte durante los primeros minutos. En el minuto 1 el equipo local tuvo la primera ocasión de peligro pero afortunadamente el colegiado anuló el gol de Joaquín por situación anti reglamentaria de Vicente. El árbitro invalidó la acción antes de que el sevillano marcara por lo que el tanto no subió al marcador. El segundo susto para los verdiblancos llegó en el minuto ocho en una contra conducida por Vicente. Villa a punto estuvo de hacer subir el primer tanto al electrónico con una vaselina ante la salida de Toño.

El técnico racinguista optó por la carta de jugar de tú a tú al Valencia en la tarde de ayer, circunstancia que le podía salir bien al conjunto racinguista si lograba neutralizar la velocidad de los letales atacantes rivales.

Transcurridos 16 minutos, pudo llegar el primer tanto del Racing en un regalo de Manuel Fernandes en las inmediaciones del área que recoge Tchité y a punto de está de convertir el gol con un disparo potente que se perdió muy cerca del palo derecho de la meta de Renan.

A medida que iban pasando los minutos el Racing se iba haciendo con el control del esférico en el medio campo y esto dio susu frutos. En una contra muy bien trenzada del equipo racinguista, la segunda jugada de peligro hasta el momento, que se inicia en el lado izquierdo por Jonathan Pereira, ve adelantado a Tchite y este superando la marca de Albiol logra adelantar al Racing.

Dos minutos después pudo llegar el 0-2 en una nueva contra de Jonathan Pereira con un disparo desde la frontal que recibe la buena respuesta de Renan.

En unos minutos de un posible 0-2 para el Racing el conjunto visitante pasó a encajar el gol del empate en una jugada muy rápida de Joaquín, que supera a Sepsi y éste no tiene más remedio que derribarlo en el área provocando el penalti que transforma Villa en el empate para el Valencia.

Oportunidades 

La igualada provocó que el conjunto de Emery se creciera y comenzara a crear peligro. Pese a ello, el Racing respondía creando oportunidades. En los últimos instantes antes del descanso los de Muñiz supieron contener de forma magistral a los valencianistas y controlar el medio campo creando muchos problemas en la salida del conjunto de Emery.

Tras el descanso el equipo santanderino siguió superando al líder y con sólo tres minutos cumplidos de la segunda mitad se adelantaba en el marcador. En un error de la zaga local Tchité, de nuevo muy avispado, recoge un balón cerca de la frontal y sin pensárselo lo estrella en el palo derecho y lo introduce en la portería.

Tras el tanto visitante, sorprendentemente el Racing siguió superando al conjunto de Unai Emery, le ganó la partida en medio campo y pasó por encima de la defensa valenciana en más de una ocasión. El único jugador local que llevaba peligro era Joaquín. 

A la vista de los problemas que provocaba el Racing en el centro del campo, el técnico local buscó un revulsivo en el banquillo con la entrada de Morientes y Baraja. A partir de ese instante, el Valencia comenzó a hacerse con el control del juego y a crear ocasiones. 

La igualada se veía venir ya que los valencianistas se volcaban cada vez más sobre la portería contraria. En el minuto 70, en una jugada a balón parado, llegó el empate. Tras un corner sacado por Mata, Joaquín recibe dentro del área y ante la salida del meta racinguista introduce el balón en las mallas.

Se iban consumiendo los minutos y los de Emery cada vez se volcaban con más ímpetu sobre la meta visitante pero sin lograr nada positivo. Mientras, el Racing esperaba su oportunidad a la contra para lograr la machada en Mestalla. Y nueve minutos después se adelantó por tercera vez en el marcador en una jugada a balón parada. Esta vez le devolvió la moneda a su rival con una jugada de estrategia similar a la del gol local, en una falta desde la derecha botada por Pereira que magistralmente cabecea Tchité.

Cuando más adelantado estaba el Valencia en busca del tercer tanto, llegó el cuarto para el Racing, a seis minutos para la conclusión, el de la sentencia. En un despiste defensivo local dentro del área, Tchité toca el balón pero es Albelda quien, intentando despejar, la introduce en su portería.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 21:07 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario