Martes, 07 de octubre de 2008

El 'caso Colsa' amenaza con romper la paz del vestuario

La ausencia de Gonzalo Colsa de la convocatoria para el partido jugado el pasado domingo por el Racing en el 'Reyno de Navarra' ante el Osasuna ha levantado ampollas en el seno del club santanderino.

Al margen de las explicaciones oficiales, que insistentemente remiten a una «decisión técnica», en el trasfondo de la decisión adoptada por Juan Ramón López Muñiz, técnico de la entidad santanderina, pueden estar las diferencias existentes entre algunos de los pesos pesados de la plantilla y el propio entrenador.

De hecho, tras el encuentro de vuelta de la primera eliminatoria de la Copa de la UEFA disputado el pasado jueves en Helsinki, el propio Gonzalo Colsa, según apuntan algunas fuentes, habría recriminado al entrenador que no hubiera dado a los dos partidos contra el Honka la importancia que, a su juicio, éstos tenían para los aficionados y para la propia entidad. Asimismo, le habría trasladado su malestar por el hecho de haberle sacado al terreno de juego cuando apenas faltaban unos minutos para la finalización de un encuentro que estaba ya totalmente decidido.

La segunda parte

Esta conversación entre el centrocampista y el entrenador verdiblanco tuvo su continuación en la jornada del viernes, cuando Colsa y López Muñiz volvieron a reunirse durante más de una hora. La conversación terminó con la 'decisión técnica' de dejar al santanderino fuera de la lista de jugadores que al día siguiente iba a desplazarse hasta la capital navarra para medirse al Osasuna.

Incluso, el sábado, tras conocer la lesión de Juanjo (recibió un fuerte golpe en la parte superior de su ojo izquierdo durante el entrenamiento matinal), el entrenador asturiano del Racing optó por llamar a Canales, que en esos momentos viajaba a Vigo con el Racing B y que tuvo que tomar un taxi para viajar a Pamplona, y no recurrió a Gonzalo Colsa, que podría haber sido una alternativa válida para completar la convocatoria.

Trabajo extra

En cualquier caso, y al margen de lo ocurrido con Colsa durante este fin de semana, lo cierto es que Juan Ramón López Muñiz tiene ante sí más trabajo de lo esperado. Al margen de las facetas táctica, técnica y física, el entrenador asturiano deberá hacer un especial hincapié en el factor anímico de la plantilla para tratar de que el «grupo humano» del que tanto se ha hablado en las dos últimas campañas y en el que se ha apoyado buena parte del éxito que ha cosechado el conjunto santanderino no acabe por resquebrajarse.

Y es que las diferencias entre el responsable técnico de la primera plantilla y algunos de los pesos pesados del vestuario verdiblanco parecen acrecentarse cada día que pasa. El buen ambiente de la plantilla ha sido una de las claves durante las dos últimas campañas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:18 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario