Lunes, 06 de octubre de 2008

Fue un partido pr?ctico con un buen resultado

Juan Ramón López Muñiz, técnico del Racing, estaba ayer satisfecho. No era para menos, sobre todo si se mira únicamente hacia el marcador, en el que al final de los 90 minutos de juego figuraba un 0-1 favorable al conjunto santanderino.

A juicio del entrenador racinguista, sólo se puede hablar de suerte «porque el gol del triunfo vino en el último minuto, pero las ocasiones más claras fueron nuestras».

«Ya sabíamos que iba a ser un partido igualado», indicó López Muñiz que sin embargo reconoció que cuando el rival se quedó con diez jugadores las cosas cambiaron: «con superioridad sabíamos que esa jugada podía llegar en cualquier momento».

Este argumento, unido al de la practicidad, fue esgrimido hasta la saciedad por el responsable técnico del Racing. «El juego es el que teníamos que hacer, sinceramente. Sabíamos como juega el Osasuna e hicimos un planteamiento práctico que se ha visto acompañado por el resultado», señalaba el asturiano, que insistió en que «ha sido un partido igualado. Muchas veces el que está en inferioridad gana. Confiábamos en la ocasión que podía llegar en cualquier momento y el Osasuna no llegó en la segunda parte a nuestro área».

Su resumen del partido no pudo ser más explícito: «Fue un partido práctico con un buen resultado». Más claro, el agua.

Pero no quedaron ahí las argumentaciones del entrenador verdiblanco, que añadió además que «tenemos una forma de juego que nos venía bien y me quedo con que el partido fue positivo, con todo el mundo sabiendo qué hacer y logrando un buen resultado. Nosotros tenemos que intentar hacer el juego que nos viene bien, y en estos momentos es este, y lo que tenemos que hacer es conseguir con él los mejores resultados posibles». «Tuvimos las ocasiones más claras y el partido controlado y para mi ha sido un partido perfecto, ya que de nada vale salir como en Villarreal, donde jugamos bien y perdimos... estoy contento con cómo ha jugado el equipo, con el partido controlado y ganando», añadió.

Inyección anímica

Además de lo que supone en lo que a la clasificación se refiere, la victoria tiene un gran valor anímico. «Es importante de cara a la confianza que pueda tener el equipo. Se notaba ansiedad en la jornada cinco y eso sólo puede ser el inicio de un fracaso. Tenemos que saber vivir en nuestra parcela de la clasificación y hay que intentar conseguirlo al final ya que en la jornada cinco no puedes tener impaciencia ni ansiedad».

Por último, el técnico verdiblanco analizó también la ausencia de jugadores llamados a tener un papel importante en este caso, como es Gonzalo Colsa. «Explicaciones no, son decisiones técnicas que se maduran y no se toman de un minuto para otro. Todos están disponibles y el once era competitivo y con opciones de ganar el partido», aseguró para finalizar el entrenador asturiano del Racing, que se marchó de la sala de prensa del 'Reyno de Navarra' tal y como había llegado, con cara de satisfacción por la victoria conseguida.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:27 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario