Viernes, 03 de octubre de 2008

Revilla vio el partido con la afici?n y De la Serna acompa?? a Pern?a en el palco

Las cosas estaban claras. Miguel Ángel Revilla ya había anunciado que él, junto a su mujer y su hija, iba a ver el partido en la grada, entre los más de medio millar de aficionados que habían acompañado al Racing hasta Helsinki. Íñigo de la Serna, alcalde de Santander, ocupó un lugar bien diferente. Se sentó junto a las autoridades locales y los responsables de ambos equipos en el palco del 'Finnair Stadium'. Ambos, cada uno a su manera, vivieron el partido con intensidad. El regidor santanderino lo hizo, como es propio del palco, con cierta moderación, respetando esas normas no escritas que mantienen un protocolo más o menos rígido en esta zona. Por su parte, el mandatario regional, como si de un aficionado más se tratara, fue mucho más vehemente a la hora de vivir esta experiencia europea. Cantó, como no podía ser de otra manera, junto al resto de seguidores.

En lo que ambos mandatarios sí coincidieron fue en la alegría que al final del partido vivieron tras la clasificación del conjunto santanderino para la fase de liguilla de la Copa de la UEFA. Esta alegría se vivió también en los vuelos de regreso a la capital cántabra. El presidente regional regresó acompañando a los aficionados, con los que el miércoles llegó a Helsinki y con los que disfrutó del partido en la grada. Por su parte, el alcalde de la capital, tal y como había hecho en el vuelo de ida, regresó a casa en el avión en que viajaba el equipo y la directiva de la entidad santanderina. En ambos casos, los vuelos pueden definirse como auténticamente festivos, no en vano, el conjunto santanderino se mantuvo vivo en la segunda competición continental.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 15:35 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario