Lunes, 15 de septiembre de 2008

Un punto y materia para el debate

Para ser tan malo, al partido no le faltó contenido: un punto feliz por lo inesperado y mucha materia para el debate esta semana. Noventa minutos sin mucho misterio: Un Barcelona acaparador de balón como siempre pero mediocre como nunca y un Racing firme en defensa, salvo un cuarto de hora del segundo tiempo que empezó cuando dejó sueltos a los jugadores de banda azulgranas y terminó con el desgraciado penalti de Cristian. Un Toño extraordinario, un pelín de suerte, 'catenaccio' sin complejos, nada en el medio y las buenas sensaciones de Pereira, que reclama la titularidad, preferentemente en el puesto de Munitis.

Ahí comienza la controversia: Pedro se merece margen y respeto, Jonatan pide paso con justicia y López Muñiz ganará crédito si acierta a manejar esa coyuntura sin perder a ninguno para la causa. Queda la banda como solución de compromiso y, en el peor de los casos, que jueguen juntos en el ataque pero ya hemos visto fórmulas similares que no han funcionado. El hombre-gol es innegociable, sea Tchité, que en el Camp Nou la tocó poco y mal, o Juanjo, el revulsivo frente al Sevilla que esta vez no tuvo ni los 'minutos de la basura'.

La discusión sobre el ataque es importante pero no la única. En Barcelona el Racing resignó la posesión del cuero, no tanto por el empuje del adversario como por la falta de empaque en medio campo. Cuando un equipo no tiene casi nunca el balón tiende a encerrarse cerca del área propia y a despejarla al patadón, incluso si no hay apuro, incluso si es Colsa. 

Un asunto vital: ¿Cubrirá el Racing la ausencia de Duscher, la otra mitad de la formidable pareja que la temporada pasada condujo al equipo al éxito? Lacen mejoró sus prestaciones pero aún no es suficiente. Luccin dispone del beneficio de la duda.

De Valera y Gonçalvez sabíamos poco antes del partido y hoy no sabemos mucho más, salvo que el primero lució más en el despeje que en el ataque y que al portugués le vimos decidido, entonado y con criterio en dos o tres lances. Tiempo al tiempo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 17:59 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario