Viernes, 08 de agosto de 2008

El equipo lleg? de Grecia con la moral reforzada

Satisfecha pero cansada. Así regresó a Parayas ayer por la tarde la expedición racinguista tras disputar el encuentro en El Pireo frente al Olympiakos. El buen juego exhibido durante la mayor parte del partido y el resultado final, una de las escasas derrotas concedidas por los locales en el último lustro, han servido para elevar la autoestima de los de Juan Ramón López Muñiz.

La plantilla racinguista entrenó ayer en la ciudad deportiva del Olympiacos por la mañana para, inmediatamente después, desplazarse al aeropuerto internacional de Atenas. Desde allí, vía Madrid, el equipo inició a mediodía el retorno hacia Santander.
Tocado.

De todos los componentes de la expedición, el más serio sin duda era el portugués Zé Antonio ya que se retiró del partido contra los griegos con un fuerte golpe en la cara interna de la rodilla. Además, amaneció ayer con molestias en los isquiotibiales. Dependiendo de la evolución, es posible que a lo largo de la mañana de hoy se le realicen diversas pruebas para conocer el alcance exacto de la lesión. En principio, no parece que se trate de nada grave.

Juan Ramón López Muñiz va a disponer a partir de ahora de casi diez días para trabajar tranquilamente en La Albericia, ya que el próximo partido amistoso no está previsto hasta el 16 de agosto, en el Reyno de Navarra frente a Osasuna.

Los ensayos realizados hasta el momento parecen confirmar que el equipo rinde a buen nivel con el sistema de la pasada temporada, 4-4-2, pero no es descartable, tal cómo ya adelantó el propio técnico, que esta semana ensaye seriamente otros sistemas de juego.

En cualquier caso, visto el gran rendimiento ofrecido por Pereira y la presencia de otros pesos pesados en la delantera, caso de Munitis (que ayer regresó con ampollas en los pies) o Tchité, se antoja difícil pensar que se vaya a jugar con un sólo punta.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 16:22 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario