S?bado, 12 de abril de 2008

?ltimo tren para la 'Champions'

El Racing viaja Mestalla con la lección bien aprendida del último encuentro liguero. Los hombres de Marcelino estuvieron más pendientes del sistema defensivo puesto en liza por Miguel Ángel Lotina que de poner en práctica aquellas virtudes que le han aupado a la quinta plaza del campeonato. No es la primera vez que un oponente le cede la iniciativa, ni la única que un equipo ha llegado a los Campos de Sport con la idea de encerrarse atrás. Sin embargo, las ganas de seguir la estela del Atlético de Madrid propiciaron que los cántabros se desquiciaran y abandonasen uno de los principios básicos de Marcelino: «Tranquilidad porque tendremos nuestras oportunidades».

Ese precepto del asturiano será una de las claves para sumar algo esta semana. Si un estudiante de Erasmus volviera a Cantabria después de permanecer un año fuera de su tierra miraría la visita a Valencia con miedo. Sin embargo, esta temporada no están para hacer castillos de fuegos artifiales. El conjunto Ché es un ninot con aspecto fiero, pero hecho a base de papel, madera y cartón. Un material fácilmente infamable si los hombres de Marcelino saben manejar el partido y utilizan a su propia afición como candela. La final de la Copa del Rey mantiene a Ronald Koeman con esperanzas de acabar ganándose el título de ‘ninot indultado’. El holandés apartó del equipo a tres pesos pesados como Albelda, Cañizares y Angulo, con la misma firmeza con la que zapateó aquel golpe franco en Wembley ante la Sampdoria. Ser un entrenador querido por la afición che es más difícil que encontrar el sentido estético a la fachada del Palacio Festivales.

Mestalla ha llegado a pitar a Rafa Benitez, de modo que el desencanto con Koeman, quien no ha sido capaz de reconducir la situación, es palpable y hasta entendible. Los seguidores valencianistas están ‘quemados’ y el Racing debe intentar aprovecharse de la debilidad valencianista mostrada como local. Y es que el conjunto de la capital del Turia es el peor equipo de la liga haciendo las veces de anfitrión. Por si fuera poco, la escuadra che tiene a la vuelta de la esquina el único extintor efectivo para apagar las llamas: la Copa del Rey. Por esa razón, no es descartable su presencia en el pensamiento del técnico a la hora de cofeccionar la alineación inicial o efectuar los cambios.

Fuente: Alerta
Publicado por Castro2 @ 0:53 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario