Martes, 08 de abril de 2008

El regreso de Jorge L?pez



En la tercera parte de ‘El padrino’ Al Pacino le recomendó a Andy García que nunca odiara a sus enemigos porque afectaba a su juicio. Así encaró Jorge López el encuentro de ida en el Sardinero ante su último equipo y no le salió mal la jugada. Aunque el riojano contó con la inestimable ayuda de Cañizares, el extremo del Racing se tomaba su particular revancha ante un club al que «no guarda rencor» pero que le cortó una progresión que comenzó en el vecino Villarreal. Lamentablemente el banquillo ché estaba ocupado por Ronald Koeman, ante la destitución de su ‘amigo’ Quique Sánchez Flores.


El técnico madrileño no fue franco con él durante su última estancia en la capital del Turia y eso le dolió al riojano. El que fuera entrenador del Getafe le aseguró que contaba con él en la pretemporada pero luego le dio la espalda cuando más lo necesitaba. Jorge López salía de una lesión larga y necesitaba recuperar el ritmo de la competición, pero no tuvo una oportunidad. Algo que también le había negado dos años antes Claudio Ranieri. Como dice el televisivo Andrés Montes, el míster italiano es de aquellos que ve el talento bajo sospecha.

Al margen de la desconfianza por parte de los técnicos que se sentaron en el banquillo de Mestalla, Jorge López siempre tuvo la desgracia de contar con una temible competencia en el perfil derecho. El incombustible Rufete, muy del gusto de los entrenadores valencianistas por aquella época o los mejores años del asturiano Angulo, se interpusieron en una banda derecha que se tornó inalcanzable con el multitudinario fichaje de Joaquín.

El jugador del Racing mantiene una espinita clavada porque, como él dice, «nunca sabré qué hubiera pasado si me hubiesen dado la oportunidad de jugar». Marcelino le ha devuelto la confianza y el público de El Sardinero vuelve a disfrutar de aquel fino estilista del balón con buenos registros goleadores que apuntaba a la selección española durante su estancia en el Villarreal. Ahora sólo queda esperar, para bien del Racing, que Mestalla también vea a ese jugador.

Previsiblemente, el Racing podrá jugar de una forma más acorde a sus características en Mestalla, de lo que pudo hacerlo ante el planteamiento defensivo propuesto por Lotina este domingo. No obstante, Jorge López no lo tiene tan claro. «No sé si estaremos más cómodos ante el Valencia que frente al Deportivo. Cada partido es una historia diferente y pese a que el conjunto ché está en un momento complicado, no deja de ser un partido muy difícil». El extremo riojano apunta dónde pueden radicar las debilidades del Valencia. «Está claro que teniendo la final de la Copa del Rey tan cerca, es posible que piensen en ella, pero jugando en Mestalla y teniendo en cuenta su calidad, no va a ser un partido fácil ni mucho menos. Este año les he visto muy poco, pero he observado que presentan muchas dudas en su campo y nosotros debemos ir a hacer nuestro partido para aprovecharnos de eso». Así las cosas no dudó en alabar su categoría. «Es un equipo grande y puede despertar en cualquier momento».

Fuente: Alerta
Publicado por Castro2 @ 22:39 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario