Lunes, 07 de abril de 2008

Hemos concedido tres goles dif?ciles de ver y de asumir

«Sabíamos que era un partido complicado y todo se nos puso más difícil con el primer gol y posteriormente con el segundo. El Dépor ha hecho un partido inteligente, ha sacado máximo provecho a nuestros grandes errores y ha logrado una victoria justa».

Así comenzó su valoración Marcelino después del choque ante el equipo gallego y también analizó los errores de su conjunto. «No hemos sido nosotros mismos en nada desde el inicio. Hemos concedido un primer gol difícil de ver y de asumir, un segundo igual y un tercero, no sé si más o menos, pero igual que los dos anteriores. Era muy importante no cometer errores y hemos cometido bastantes y de mucho bulto. El rival los ha aprovechado, pero hemos estado bastante parados, teníamos posesión del balón, pero llegamos hasta tres cuartos y no teníamos movilidad ni intensidad. A partir de aquí es difícil, es complicado. No hemos sabido contrarrestar a tanta gente por detrás. No hemos utilizado el contraataque, nuestra arma más importante. No hemos tenido criterio para robar el balón y salir rápido. Después de ganar el balón siempre hemos dado un pase horizontal o hacía atrás. También desde el punto de vista defensivo hemos estado desorganizados y con bastante falta de intensidad y solidaridad. En líneas generales hemos hecho un partido muy malo. Sin ningún genero de dudas, ha sido en nuestro campo, el peor partido con mucha diferencia sobre el segundo peor. Como fruto de esto la derrota es totalmente merecida», explicó.

Sobre el gol en el minuto uno Marcelino consideraba que también les faltó algo de fortuna. «Considero que nos meten el gol y luego tuvimos una acción que Sergio saca el balón bajo palos en el que pudimos haber empatado». «En esos momentos puntuales -añadió- tampoco tuvimos la suerte que hace falta ya que pasamos del 2-2, en una acción de Cesar Navas, al 1-3, en una contra de dos pases. Si hubiéramos ido al descanso con el 1-2 creo que hubiésemos estado totalmente metidos en el partido». «En el segundo tiempo -continuó el técnico- hemos estado desdibujados y sin el ritmo necesario para contrarrestar a un rival bien posicionado y con mucha gente por detrás del balón».

Con el cambio de Smoralek por Tchité quiso que se ganase en participación. «Pretendí dar más participación por dentro. Tchité estaba bastante impreciso y detrás de la defensa no había espacios. Buscamos un futbolista que aportase una mayor participación».

Fuente: El Diario Montañés
Publicado por Castro2 @ 18:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario