Jueves, 06 de marzo de 2008

El Rey Midas Mohamed Tchit?

Érase una vez en el país de Frigia donde un Rey llamado Midas convertía en oro todo lo que sus manos lograban alcanzar. Tomando como patrón esta fábula se podría rediseñar un cuento para los seguidores racinguistas más pequeños cuyo protagonista sería Tchité, un atacante congoleño que tenía la capacidad de convertir en puntos todos sus disparos que lograban tocar las mallas. Y es que el fichaje más caro en la historia de la entidad verdiblanca está demostrando con el paso de las jornadas el por qué de su incorporación. Pese a no haber disfrutado de todos los minutos que hubiera deseado, Tchité lidera a su equipo en el apartado goleador tanto en la Copa del Rey, como en el campeonato doméstico. Sin embargo, lo más importante es que cada tanto anotado por el veloz delantero del Racing ha permitido sumar uno o tres puntos.


Si le adjudicamos el gol logrado frente al Athletic de Bilbao, el atacante africano ha permitido que los cántabros sumen catorce puntos. Probablemente, su primer gol en la liga de las estrellas fue el menos determinante para el resultado final del choque. Fue en el minuto 89 y permitió corroborar la victoria ante un Valladolid que acechaba la meta de Toño en busca del empate. Un mes después podría haber dado los tres puntos a su equipo si Raúl Tamudo no hubiera transformado una pena máxima en el minuto noventa que dejó el duelo en tablas. El congoleño se resarciría en el siguiente encuentro frente al Depor. El ariete se anticipó con rapidez a su marca y culminó una jugada de banda que suponía el triunfo en Riazor.

Si el avispado capitán del Espanyol le arrebató dos puntos cuando el encuentro daba sus últimos coletazos, Mohamed Tchité rescataría uno frente al Zaragoza. La referencia ofensiva del combinado montañés desarboló esa norma no escrita del mundo del fútbol que afirma aquello de ‘a entrenador nuevo, victoria segura’. Un oportuno remate dentro de un barullo en el área amargaba el debút de Javier Irureta en los Campos de Sport. El que fuera jugador del Anderlecht belga se muestra más confiado sobre el terreno de juego con el paso de las jornadas. Una buena muestra de ello es su último tanto en liga. Ante el Almería, el delantero hizo gala de una gran potencia partiendo desde el centro del campo hasta llegar al área. Una vez dentro de su hábitat natural se sacó de la manga un potente latigazo que se colaba por toda la escuadra.

No obstante, su efectividad también se ha trasladado al torneo del KO. Es el máximo goleador de la escuadra de Marcelino en la Copa gracias a su gol ante el Zaragoza y frente al Athletic por partida doble. Y es que se le da especialmente bien el combinado que dirige Caparrós. Quizás sea por antiguas rencillas que se remontan a su estancia en el Standart de Lieja, donde los vascos les endosaron una escandalosa goleada en un partido de la Copa de la UEFA, pero el caso es que el nueve del Racing ha marcado en las tres ocasiones que se han enfrentado contra los rojiblancos. Otra razón más para ganarse un rinconcito en el corazón de los aficionados. Y es que ningún racinguista puede ocultar una sonrisa pícara cuando recuerda a Tchité llevándose el dedo índice a la boca para mandar callar al público de San Mamés.

Fuente: Alerta
Publicado por Castro2 @ 22:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario