Domingo, 24 de febrero de 2008

Y Tchit? pudo con Diego Alves

Un gol de Tchité acabó de un plumazo con varias rachas: la del Racing, que no había vencido en la segunda vuelta; la del Almería, que era el mejor equipo con el Barcelona en ese mismo período, y la de Diego Alves, que llegó hasta los 679 minutos imbatido. El Racing había dominado y tenido las mejores ocasiones, y justo cuando el Almería se decidió a dar un paso hacia delante, el Racing le pilló a la contra. Un fenomenal pase de Pablo Álvarez dejó solo a Tchité, que batió a Diego Alves con un gran disparo. Después, el Racing perdonó, el Almería busco el empate como pudo y Ontanaya López dejó a los rojiblancos con nueve con dos expulsiones sobre Cisma y Paunovic que darán que hablar.

Empezó el Racing el partido como un cohete y antes de cumplirse el segundo minuto Tchité ya había gozado de dos claras ocasiones. Diego Alves empezaba a presagiar que su récord tenía los minutos contados. Siguió el Racing apretando y el Almería achicando agua. Emery apostó por no meter a Corona y Crusat en el once y el equipo rojiblanco lo pagó. Le faltó criterio en el centro del campo y velocidad arriba, aunque Kalu Uche fue de los más dinámicos. No era el Almería habitual el que rondaba por el Sardinero, y sí se veía un Racing que se acercaba a su mejor versión.

Al inicio de partido le siguió un tramo en el que el Racing dio un paso atrás y buscó la contra. Serrano se quedó delante de Diego Alves después de aprovechar un córner sacado de forma pésima por Cisma. El disparo se fue muy cruzado, no se sabe si porque Serrano golpeó mal al balón o porque lo desvió la bendición de Alves. Respiró entonces el Almería, aunque aún se vio en apuros por alguna llegada más de Serrano, pero le seguía faltando juego. Negredo se pegó con Garay y César Navas siempre en condiciones desfavorables.

Tchité termina con la bendición de Alves
Había dado el Almería un paso hacia delante en la segunda parte, gozando incluso de un buen cabezazo de Acasiete, cuando el Racing le pilló en cueros. Pablo Álvarez metió un fenomenal balón hacia Tchité, que velocísimo recorrió el latifundio que tenía por delante y superó a Diego Alves con un gran disparo, a media altura y por el palo largo. Ni la Virgen que deja Alves al lado del palo pudo evitar el gol. El meta brasileño, que dejó en 679 minutos su marca imbatido, pareció con necesidad de demostrar por qué lo había conseguido. Justo después del gol hizo dos paradas que mantuvo a su equipo en el partido.

La recta final del partido fue extraña. El Racing daba sensación de superioridad pero el Almería tuvo un remate de José Ortiz que pudo cambiar el guión. Ontanaya López expulsó primero a Domingo Cisma justo cuando estaba siendo sustituido por Crusat y en el descuento hizo lo propio con Paunovic, que vio dos tarjetas en la misma jugada. No parecía necesario ese protagonismo arbitral. El Racing fue mejor y Tchité acabó con la bendición de Diego Alves. No obstante, tras los resultados de los demás partidos, ambos, vencedores y vencidos, siguen soñando en grande.

Fuente: Marca
Publicado por Castro2 @ 21:09 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario