Domingo, 17 de febrero de 2008

El Villarreal se atasca ante el Racing

La jugada clave del encuentro se produjo en el minuto 47 tras un derribo a Nihat, pero Rossi envió fue el balón y desperdició la más clara opción local para quedarse con los tres puntos.

Ambos equipo se respetaban mucho y sabían que las fuerzas estaban parejas, a pesar de la ventaja de los locales en la clasificación, por lo que se planteó un encuentro muy táctico entre dos rivales que se medían perfectamente. En cualquier caso, el penalti fallado y la condición de local dejan al Villarreal como equipo menos beneficiado del partido, ante un Racing que estuvo a la altura de lo esperado.

Aunque el dominio inicial fue para los castellonenses, el Racing se defendía con orden y consistencia sin dar opciones a su rival, sobre todo por la zona central de su retaguardia.

El Villarreal tocaba bien el balón pero sería un lanzamiento del turco Nihat desde fuera del área la acción que estuvo a punto de inaugurar el marcador, aunque el balón salió fuera tras rozar en un defensor del Racing.

Mediado el primer tiempo, las fuerzas se equilibraron y ninguno de los dos equipos se presentó como superior a su rival, por lo que el partido avanzó hacia su descanso con las igualdad como nota más destacada y sin especiales acciones de interés.

La emoción llegó en los primeros compases de la segunda parte, concretamente en el minuto 47, cuando el colegiado señaló un penalti a favor del Villarreal, por derribo sobre Nihat. Rossi envió la pelota fuera.

El Villarreal, sin embargo, no se desanimó y mantuvo el control del partido a pesar de la contrariedad de fallar una pena máxima y nuevamente mantuvo la iniciativa al menos hasta pasado el cuarto de hora de juego.

Un remate de Garay al larguero local cambio la tónica del partido, que volvió a nivelarse, sin un dominador claro y con alternativas ante ambas porterías.

El poco acierto de Rossi en el encuentro quedó reflejado en una acción en la que tras superar la salida de Toño a la desesperada, se mostró muy lento, no supo servir el balón a otros compañeros y, con apuros para la zaga santanderina, se desbarató finalmente la ocasión.

En los últimos minutos del choque ambos equipos intentaron, aunque sin locuras, buscar el tanto que le diera los tres puntos aunque el marcador no varió su inicial 0-0.

Esta igualdad al final del tiempo reglamentario refleja la igualdad que se dio en un partido, controlado por fases alternas por uno y otro equipo, y en el que la igualada final contribuye poco a las aspiraciones de uno y otro equipo pero satisface más al equipo cántabro.

Fuente: Web del Diario AS


Publicado por Castrenyo @ 20:20 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario