Viernes, 15 de febrero de 2008

Marcelino comienza a ver la luz al fondo del t?nel de las lesiones


Los delanteros Tchité e Iván Bolado estarán para jugar en Villarreal, mientras que Smolarek es duda. Toño y Jorge López pueden llegar a la convocatoria, pero Duscher, muy recuperado, lo tiene más difícil

La plaga de lesiones que el equipo había sufrido durante las últimas semanas parece que va remitiendo. Desde el primer entrenamiento de la semana se han ido incorporando jugadores al trabajo del grupo. Todo un alivio para Marcelino.

Los delanteros eran los que más preocupaban en el seno del cuadro técnico. De los tres que hay en la plantilla, esta semana se ha dado el caso, por vez primera en la temporada, de que ninguno de ellos han hecho acto de presencia a una sesión de trabajo.

Las bajas por conocidas no eran menos preocupantes. Smolarek con un proceso vírico. Tchité aquejado de un herpes. Munitis, todavía con las agujas en su muñeca e Iván Bolado con la selección española sub 19.

Ante este panorama nadie ocultaba su preocupación de cara al partido del domingo ante el Villarreal. En poco tiempo la alarmante situación quedó reducida, por suerte, a nada o casi nada. Tchité volvió a los entrenamientos con normalidad e Iván Bolado regresó del torneo internacional con la moral alta después de su gol a Ucrania. El canterano llegó ayer al entrenamiento, aunque por los enlaces aéreos lo hizo tarde. Sin embargo sí pudo hacer ejercicios de recuperación para sumarse al trabajo con normalidad en la jornada de hoy.

El pero a esta situación lo pone Ebi Smolarek. El polaco sigue sin poder ejercitarse al padecer un proceso vírico, aunque se espera que su evolución sea favorable para que el técnico pueda contar con el. De todas formas, si no llega a tiempo de entrar en la convocatoria la presencia de Tchité e Iván Bolado da tranquilidad pues garantiza que al menos dos de los cuatro atacantes del primer equipo están disponibles.

Toño, dos meses

Por otra parte, el portero Toño sufrió una lesión el 16 de diciembre en el partido ante el Murcia, el diagnóstico fue de una rotura de fibras de Grado I-II en el isquiotibial izquierdo que, en principio, le mantendría entre dos y tres semanas apartado de los terrenos de juego. Sin embargo, la recuperación se ha prolongado durante casi dos meses y todo parece indicar que el jugador esta totalmente curado de su dolencia. El meta Toño se incorporó el lunes al trabajo con el grupo y hasta la jornada de ayer su evolución había sido favorable incluso fue sometido a sesiones de trabajo específico por Pedro Alba. En otras fases del entrenamiento se incorporó al partidillo junto a sus compañeros sin dar muestras de resentirse de su dolencia.

El propio jugador se mostraba satisfecho con su evolución, si bien era conservador de cara a su vuelta al equipo, aunque no descartaba que si el técnico lo consideraba oportuno poder entrar en la convocatoria del domingo frente al Villarreal.

Otro jugador que se ha dejado la enfermería es el lateral Luis Fernández. Se lesionó en el partido de vuelta de Copa jugado en San Mamés, y ha vuelto con el resto de sus compañeros a las órdenes de Marcelino. El de Cayón se ha ejercitado con precaución, pero a un ritmo más alto que otros componentes de la plantilla convalecientes, si bien evitando que los contactos fuesen contundentes.

Por último, destacar que hay dos dudas importantes de cara al domingo y son las de Jorge López y Aldo Duscher. El primero se muestra esperanzado de poder llegar y ha estado trabajando con el grupo. Mientras que el caso de Duscher es más complicado. Su baja era para quince días, pero ha tenido una evolución muy buena y puede llegar a jugar. Habrá que esperar.

Fuente: Web del Diario Montañes

Publicado por Castrenyo @ 10:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario