Lunes, 04 de febrero de 2008

Regalo arbitral

Est? bien situado en la Liga, en la Copa del Rey marcha a toda vela y los ?rbitros le tratan como a un grande. El Racing no puede quejarse de c?mo le est?n saliendo las cosas y, viendo el partido de ayer, mucho menos.

Los hombres de Marcelino, tras un mes de enero verdaderamente infernal en el que han tenido que jugar dos partidos a la semana, sufrieron ayer ante el Levante una especie de p?jara que les impidi? hacer su f?tbol de siempre y padecieron en exceso la resaca de lo vivido hace apenas cinco d?as en la Copa. Sin embargo, no s?lo los ?rbitros parecen considerarle un grande, sino que la suerte, en otras muchas ocasiones adversa, tambi?n le aplica el mismo calificativo. La prueba m?s evidente fue lo ocurrido en el Ciudad de Valencia, en donde, pese a hacer m?ritos m?s que suficientes para volver a Santander con una derrota en su maleta, el equipo verdiblanco ara?? un punto que le sirve para seguir sumando.

Las cosas para el Racing comenzaron a pintar mal desde el mismo pitido inicial. Quiz? alguien pudo haber pensado que se trataba de la estrategia de siempre, es decir, dar cierta 'vidilla' al rival para, posteriormente, asestar un golpe que le noqueara.

Sensaciones diferentes

No. No fue as?. Pese a que los de Marcelino insistieron, o habr?a que decir, trataron de insistir, en la f?rmula que tan buenos resultados les ha venido ofreciendo desde el pasado mes de agosto, las sensaciones no eran las mismas. Los balones divididos eran, en la mayor?a de los casos, para el Levante. Las recuperaciones no eran el anuncio de una salida vertiginosa hacia la porter?a rival. La seguridad defensiva, pese a la inocencia de los contrarios, tampoco era la de siempre. Daba la impresi?n de que el espectacular mes de enero que el Racing ha brindado a sus seguidores estaba comenzando a pasar factura. Aun as?, todav?a cab?a la esperanza de que los c?ntabros sacaran a relucir todo su potencial en la segunda parte, tal y como han hecho tantas y tantas veces en la presente temporada.

Sin embargo, la reacci?n del Racing no acudi? a la cita como en otras ocasiones. Es m?s, fue en el arranque de la segunda mitad cuando peor lo pasaron los hombres de Marcelino. Tan mal lo pasaron que vieron como, tras un desbarajuste defensivo casi incomprensible, Riga, que ya hab?a fallado una ocasi?n de forma inaudita antes del descanso, adelantaba a los suyos en el marcador. Era un justo premio para un Levante que hasta ese momento hab?a sido superior. No de una manera abrumadora, pero s? superior.

Ligera reacci?n

El gol, como no pod?a ser de otra manera, sac? a relucir lo mejor de un Racing mucho m?s apagado que de costumbre. El f?tbol en el centro del campo se volvi? m?s ?gil. Colsa, en la medida que tuvo fuerzas, trat? de canalizar el juego con m?s criterio y arriba, sin brillantez, la pareja m?s cara de la historia del club, Tchit? y Smolarek, comenzaron a rondar el ?rea de Kujovic. Pero ni por esas el conjunto verdiblanco parec?a capaz de superar a un motivado equipo valenciano que todav?a asomaba la cabeza desde el pozo en que se encuentra inmerso para disfrutar un poco m?s de la Primera Divisi?n.

Sin embargo, en ese preciso momento en el que los levantinistas comenzaban a concebir fundadas ilusiones, el Racing vio como la suerte de los grandes que en otros casos le ha tocado sufrir, se pon?a de su lado. El andaluz Paradas Romero se trag? el cuento que le ech? Duscher a una ca?da dentro del ?rea y se?al? un penalti a todas luces inexistente. Fue el propio argentino el que lo convirti? en gol con un lanzamiento de los que recogen los manuales: Fuerte y por el centro.

Poco importaba ya que el Levante apretara hasta la extenuaci?n para tratar de que la justicia se acordara un poco de ?l. Su suerte ya estaba echada y gracias, porque tal y como estaban las cosas a nadie le habr?a extra?ado que el Racing se hubiese llevado al final una victoria inmerecida -qu? pena de la ocasi?n de Ayoze en los ?ltimos instantes-.

Fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 17:54 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario