Lunes, 21 de enero de 2008

Caro error

Es una pena que esas cosas s?lo pasen en las pel?culas. Por lo general, el canijo y feo termina viendo c?mo le birla la chica el guapete de turno, por muy denteroso que sea. El f?tbol tambi?n nos vale hoy de met?fora de la dura realidad.

El Barcelona se llev? tres puntos por la cara bonita de Henry, sin grandes alardes y con muy pocas ocasiones. El Racing, que se supon?a que iba a la pira del sacrificio, hizo un papel digno, aunque pag? muy caro un error puntual.

Fijar la vista en el inminente partido ante el Athletic o reflexionar acerca de la habilidad de Marcelino para montar un equipo hasta con cuatro madelman, son cosas que pueden ayudar a digerir una derrota que no empa?a la excepcional trayectoria del conjunto santanderino.

Sin complejos

El equipo juega sin complejos. Desde que Marcelino ocupa el banquillo, el equipo se ha propuesto hacer un trabajo digno, que esta temporada adem?s se ve acompa?ado de resultados estupendos. Ante el Barcelona insisti? en esa idea.

Ese plus que hist?ricamente ha dado el Racing en las grandes citas anim? el encuentro desde el primer minuto. Con total descaro, el centro del campo y la delantera se dedic? a incordiar la defensa local, sin grandes resultados pero con la suficiente claridad como para que no se perdiese el respeto. En la contenci?n, f?rmula solidaria, de modo que cualquier ataque del Barcelona ten?a que atravesar capas de jugadores como si estuviese buscando el coraz?n de una cebolla.

A partir de los 20 minutos el cuadro local ya comprendi? que ser?a necesario un esfuerzo extra, estaba claro que el Racing no hab?a ido al Camp Nou a regalar nada. Dej? de merodear alrededor del ?rea e intent? acercarse a Coltorti de forma m?s directa.

Al final no le sali? tan caro el gol al Barcelona. Fue en un c?rner, cuando Henry aprovech? un cierto pasmo de la defensa y el portero para marcar de cabeza el 1-0. Un descuido, una aver?a.

Sin grandes novedades que ofrecer, el Racing volvi? a la faena que ten?a programada: s?lo unos momentos de reajuste antes de regresar al orden de tiral?neas.

Marcelino decidi? dar un meneo tras el descanso. Puso en juego a Pablo ?lvarez y apost? por aumentar la presi?n mientras los hombres de Rijkaard se comportaban con cierta suficiencia, como si les valiese con esperar otra.

Ante la falta de acontecimientos, Marcelino realiz? otro ensayo: sustituy? a Serrano, llamado a tener un papel protagonista en el pr?ximo encuentro de Copa, por Colsa, y coloc? en su lugar en la banda a Jordi. Poco despu?s, despu?s de un susto de Tchit?, acabar?a de extremo en la l?nea contraria, a la vez que Jorge L?pez se transformaba en delantero. Rijkaard, por su parte, puso sobre el c?sped a Messi, ante el delirio de la grada.

Si lo que esperaban los aficionados es que el Bar?a comenzase a abusar gracias al argentino, se llev? un chasco. Su facilidad de regate y su juego alegre top? con la seriedad casi ceremonial del cuadro santanderino, dispuesto a que nadie hiciese fiesta a su costa.

El Racing pas? apuros, con un once en el que casi era Coltorti el ?nico que permanec?a en su demarcaci?n, pero aun as? aguant? el tipo y el acoso local en los ?ltimos minutos, para ceder un partido por la m?nima ante un rival que lo tiene todo.

Fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 18:08 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario