Lunes, 14 de enero de 2008

?32 puntos!

El Racing arranc? una victoria ante el Osasuna que le permite terminar la primera vuelta del campeonato consolidado en los puestos europeos!!

Ni siquiera las bajas en el equipo de Marcelino hicieron perder al Racing su esp?ritu de pelea y sacrificio.

32 puntos, firme en los puestos europeos y con la salvaci?n a s?lo un pasito. As?, como si estuviera viviendo un dulce sue?o, se encuentra un Racing que ayer volvi? a ejercer de s? mismo para arrancar una victoria en un campo que hist?ricamente no se le hab?a dado demasiado bien, pero que, como otros muchos en la presente campa?a, acab? sucumbiendo al f?tbol efectivo, poco brillante, pero terriblemente eficaz, de los hombres de Marcelino Garc?a Toral, un entrenador que, a base de buenos resultados, se est? ganando a pulso un monumento.

Y es que el t?cnico tiene mucho que ver en que un equipo con once marcado por los cambios, unos obligados por las lesiones o las sanciones que pesaban sobre algunos de los habituales titulares, y otros de los denominados t?cnicos, est? donde est? cuando se la llegado al Ecuador del campeonato.

En la primera parte, el Racing tir? de oficio para mantener el nivel habitual. Su juego, como en la mayor?a de las ocasiones, prescindi? de cualquier tipo de vistosidad para aferrarse a la efectividad, algo que no puede sorprender a cualquiera que haya visto alguna vez al equipo c?ntabro en la presente temporada, pero que est? dando un resultado ?ptimo. Y sino, s?lo hay que echar un vistazo a la clasificaci?n.

Pues bien, con este juego, el Racing contuvo con relativa comodidad a un Osasuna que no dio muestras de tener muchos m?s recursos que los que pudiera aportar Juanfran por la banda derecha o los de Dady en alguno de los numerosos balones que pele? por alto. Pese a todo, fueron los navarros los que durante muchas fases de la primera mitad llevaron la voz cantante. Aunque no tuvo problemas para frenar el pobre juego de los 'rojillos', el Racing tampoco hizo mucho m?s y es que el pero que se le puede poner a los de Marcelino es que adolecieron de cierta ambici?n en ese tramo del partido. A apenas alguna voluntariosa internada de Serrano por la banda izquierda se redujo el bagaje ofensivo de los c?ntabros durante la primera mitad que no tuvieron en Tchit? y Bolado, trabajadores pero nada m?s, a las deseadas referencias ofensivas.

Ante esta situaci?n, como cualquiera puede imaginarse, se lleg? al descanso con el inicial cero a cero en el marcador y con la mala noticia para Marcelino de que se lesion? un nuevo futbolista. To?o, en una de las jugadas de ataque osasunista -acci?n que previamente hab?a sido anulada por fuera de juego- sufri? un pinchazo en la parte posterior de un muslo, lo que le oblig? a abandonar el terreno de juego y a ceder su puesto en el equipo al suizo Coltorti.

Sin embargo, tras el descanso, el Racing comenz? a ofrecer una imagen diferente. Si en la primera mitad el conjunto santanderino hab?a hecho gala de una incomprensible apat?a ofensiva, con su salida en la segunda dej? claro iba a por el partido y cuando esto es as?, suele suceder que llegan las ocasiones de gol. La primera la tuvo Jordi, que trat? de sorprender a Ricardo con un disparo lejano que acab? repeliendo el larguero. Posteriormente, Tchit?, en dos ocasiones, a punto estuvo de marcar, aunque en ninguna de ellas estuvo acertado para desesperaci?n de los aficionados verdiblancos. Eran dos avisos de lo que todav?a estaba por llegar.

El conjunto santanderino era due?o y se?or de un partido que manejaba a su antojo. Las salidas del Osasuna eran ya s?lo un recuerdo. Ahora era el Racing el que asediaba la porter?a de un dubitativo Ricardo. Y fruto de este asedio, cuando la afici?n 'rojilla' se tem?a lo peor, lleg? el gol que destrozaba las ilusiones del Osasuna. Una falta sacada por Jorge L?pez desde la derecha fue rematada de forma impecable -marcando los tiempos tal y como dice la teor?a- por un Colsa que, a medida que pasan las jornadas, parece encontrarse en un mejor momento.

El tanto dio alas a los santanderinos, que ni siquiera dieron tiempo a los aficionados locales a lamentarse, ya que un minuto despu?s un bal?n bien peleado por Tchit? en la frontal del ?rea acab? a pies de Pablo ?lvarez, de nuevo improvisado delantero, que bati? a Ricardo con un disparo colocado.

Era la sentencia de un partido que supuso la consolidaci?n -por si hab?a alguna duda- del Racing como equipo revelaci?n de la Liga y, lo que es m?s importante, la obtenci?n de tres puntos que permiten a los aficionados racinguistas comenzar a pensar que lo que en principio era un sue?o, es ya una bonita realidad.

Fuente : Web del Diario Monta?es
Publicado por Castrenyo @ 14:46 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario