Lunes, 29 de octubre de 2007

Rentabilidad m?xima

Quince puntos en nueve jornadas. Octavo en la clasificaci?n general y a un partido de los puestos que dan derecho a disputar competici?n europea. Solvencia defensiva, con tan s?lo ocho goles encajados. Y m?xima rentabilidad de los ocho tantos que ha materializado. Son los n?meros que presenta tras nueve jornadas de Liga el Racing. Datos que demuestran que hay que creer en este equipo y en este entrenador. Cifras que ratifican que jugadores y t?cnico merecen cr?dito y confianza en sus posibilidades. Todo ello resumido en un dato optimista de cara al futuro: El Racing ya tiene en su casillero un tercio de los puntos que son necesarios para garantizar la permanencia. Pensar en cotas m?s altas, a fecha de hoy, es posible. El equipo y su entrenador se han ganado la confianza del racinguismo.

Sin un juego preciosista y sin crear grandes ocasiones, pero s? con una gran seriedad, compromiso y confianza en su planteamiento, al Racing le bastaron tan s?lo con dos destellos (uno de Smolarek y Serrano, y otro de Munitis y Jorge L?pez) para derrotar a un Getafe que quiz? jug? mejor que el conjunto c?ntabro, pero que fue incapaz de crear ocasiones para poder batir a To?o.

El Racing, como es costumbre, estuvo muy bien posicionado en el c?sped, Marcelino ley? de forma correcta el encuentro y el equipo tuvo la suficiente solvencia defensiva para contener al Getafe, el acierto necesario para desequilibrar el partido cuando m?s falta hac?a y la fortuna que se requiere para superar los momentos m?s delicados. Los ?nicos peros que se le pueden poner al conjunto santanderino son el baj?n que protagoniz? en el segundo tiempo y los errores a la hora de defender las jugadas a bal?n parado y que estuvieron a punto de provocar un disgusto ante el arre?n del Getafe. Y con un dato muy preocupante: hasta tres jugadores (Serrano, Munitis y Garay) tuvieron que ser asistidos por problemas musculares.

Mismo once

Marcelino, de salida, no dej? lugar a la sorpresa y confi? en los mismos hombres que puntuaron la jornada anterior en Sevilla, ante el Betis. Laudrup, por su parte, optaba por dejar en el banquillo a Granero e introduc?a en el once titular a Hern?ndez, en el ?nico cambio no previsto en las cr?nicas previas.

El partido se ajust? al gui?n establecido. El Getafe se hart? de tocar el bal?n en el centro del campo, donde Casquero y De la Red trataban de llevar el esf?rico de una banda a la otra, o de sorprender con lanzamientos a las espaldas de Garay y Sergio S?nchez. Sin embargo, el cuadro madrile?o no fue capaz de crear una sola ocasi?n de gol ante To?o, que pr?cticamente pas? desapercibido.

El Racing fue m?s pr?ctico. Apost? por la velocidad, por la verticalidad, por los balones en profundidad a sus dos puntas tras el robo de balones en el centro del campo. Aun as?, el equipo santanderino tampoco era capaz de inquietar al 'Pato' Abbondanzieri.

El partido transcurr?a con mucha batalla en el centro del campo pero con cierto aburrimiento en la grada, hasta que Smolarek y Serrano fabricaron la jugada del encuentro en el v?rtice izquierdo del ?rea del Getafe que termin? con un zambombazo del extremo que se col? como un ob?s en la porter?a de Abbondanzieri y que permit?a al Racing llegar al descanso con ventaja en el marcador.

En la segunda parte, el Racing dio un paso atr?s y protagoniz? un preocupante baj?n f?sico que permiti? al Getafe arrinconarle en las inmediaciones de su ?rea. El cuadro de Laudrup presionaba, encerraba al Racing, que sufri? sobre todo en las jugadas a bal?n parado, pero sus ocasiones mor?an en el borde del ?rea o terminaban fuera de los tres palos de To?o.

Al conjunto c?ntabro le sirvi? otro destello de calidad para sentenciar el partido. Munitis gan? la espalda de la defensa, penetr? por la banda izquierda y su preciso pase fue rematado de cabeza por Jorge L?pez para certificar los tres puntos y situarse en el octavo puesto de la clasificaci?n con quince puntos.

Fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 21:58 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario