Lunes, 08 de octubre de 2007

Lleg? el gol

RACING 2 - VALLADOLID 0

El Racing, con los tantos marcados por sus fichajes estrella, Smolarek y Tchit?, se impuso al Valladolid y se coloca en la zona tranquila de la clasificaci?n con 11 puntos.

Con 11 puntos en su casillero el Racing puede descansar tranquilo. Marcelino hab?a dicho durante la semana que sumar ese n?mero de puntos a estas alturas de la temporada ser?a important?simo. Pues ah? los tiene. Lo mismo que tiene, por fin, los goles de sus refuerzos estrella, Smolarek y Tchit?, algo que sin duda tranquilizar? mucho al t?cnico verdiblanco y a unos aficionados que comenzaban a hacer c?balas sobre qui?n iba a ser este a?o el encargado de marcar en su equipo.

Pero esas dos cosas, los goles y los puntos, fueron casi las ?nicas buenas noticias positivas de un Racing que, por lo dem?s, volvi? a dejar una pobre imagen sobre el terreno de juego. Ya ocurri? ante el Levante, y se gan?. Ante el Almer?a, m?s de lo mismo. Y ayer frente al Valladolid El equipo de Marcelino est? sabiendo rentabilizar los escasos goles que marca y, adem?s, est? consigui?ndolo ante equipos de los de 'su' liga, pero no acaba de redondear sus actuaciones con un juego que, en el mejor de los casos, puede calificarse como efectivo, nunca como vistoso.

Demasiadas carencias

Durante la primera parte, los jugadores del conjunto santanderino volvieron a mostrar todas las carencias que han exhibido durante buena parte del inicio de la presente campa?a. El centro del campo s?lo exist?a para frenar las insistentes pero inocentes acometidas del conjunto vallisoletano que, como si estuviera jugando en el Nuevo Zorrilla, fue el encargado de llevar la manija del juego. Esta circunstancia, aunque pueda parecer negativa para el Racing fue m?s bien todo lo contrario, ya que en las contadas ocasiones que el conjunto verdiblanco trat? de hacerse con el control del bal?n volvi? a quedar patente que en ese terreno tiene tambi?n carencias muy claras.

Y hablando de carencias, el Racing evidenci? de nuevo que tiene un problema en la delantera. No es que Munitis no funcione, ni, ni mucho menos. Ni que Smolarek no lo intente. No. El problema es diferente. El Racing juega sin un delantero de referencia y eso se nota.

Ayer, cualquiera de las jugadas en las que el conjunto c?ntabro trat? de profundizar por la bandas -sobre todo por la izquierda, porque en la derecha Jorge L?pez estuvo desaparecido- se ech? en falta la presencia de alguien capaz de rematar. Cuando lo intent? por el centro m?s de lo mismo. Y as? es imposible no ya marcar alg?n gol, sino crear alguna ocasi?n ante la porter?a rival.

Un cambio importante

Sin embargo, tras el descanso, las cosas cambiaron. No es que el Racing comenzara a brillar sobre el bien cuidado c?sped de El Sardinero. No. Sigui? como en la primera mitad pero esta vez acert? a marcar. Smolarek, que se reivindic? como un segundo punta, no como un 'nueve', aprovech? a la perfecci?n una gran pase de Duscher para batir a Alberto. Era el primer gol del Racing y el primero del polaco con la camiseta verdiblanca.

El gol cay? como un jarro de agua fr?a sobre el Valladolid y sobre el propio Racing. Unos, los castellanos, porque vieron como el empate -lo m?ximo a lo que pod?an aspirar- se les iba de las manos. Otros, los c?ntabros, porque acusaron en exceso la presi?n de tener que aguantar el resultado y comenzaron a mostrar algunas debilidades defensivas.

El Valladolid lo intentaba sin ?xito, en unos casos por sus propios errores y, en otros, por el acierto de un To?o muy entonado, y el Racing, mientras tanto comenz? a dejar pasar los minutos y a acariciar una victoria que no qued? del todo sentenciada hasta el ?ltimo minuto, cuando Tchit?, que hab?a sustituido a Smolarek, acert? con remate de cabeza a batir a Alberto.

Sin dudas

En ese mismo momento se despejaron muchas de las dudas que hab?a en El Sardinero. Una, si el Racing iba a ser capaz de ganar jugando tan mal, y lo fue. Otra, si el delantero congole?o iba a conseguir marcar alg?n gol, y lo logr?. Con las inc?gnitas resueltas y con los 11 puntos en los que Marcelino hab?a situado la tranquilidad, el Racing se march? de El Sardinero dispuesto a disfrutar al m?ximo de un par?n liguero colocado en la zona c?moda de la clasificaci?n, relativamente lejos del descenso y a un pasito de la zona UEFA. Vamos, en una posici?n envidiable, que es a la que pretend?a llegar el entrenador verdiblanco tras esta victoria.

Fuente: Diario AS
Publicado por Castrenyo @ 10:29 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario