S?bado, 25 de agosto de 2007

La vaca Tula y el delantero Smolarek, las dos nuevas estrellas del club

Si lo que se pretend?a era dar una bienvenida multitudinaria al equipo a Smolarek, se consigui?. Aprovechando la primera aparici?n de la que ser? a partir de ahora la mascota del club, la vaca Tula, el Racing 'tendi? una emboscada' a los medios, forzando su presencia en el centro comercial Bah?a de Santander con la presentaci?n del delantero polaco.

Todo tiene sus riesgos, y el presidente, Francisco Pern?a, los asumi?. Un viernes por la tarde y sin d?a de playa aseguraba un mont?n de p?blico en El Corte Ingl?s, aparte de los interesados que acudiesen al reclamo de la llamada de los colores verdiblancos. Claro que, entre tanta gente, tambi?n se le col? alg?n aficionado descontento que no dud? en pedir al m?ximo responsable del Racing, sucesivamente, ?un equipo de Primera Divisi?n?, ?un portero? y, ya puestos, incluso su dimisi?n.

Un delantero deseado

Pern?a present? a Smolarek como ?uno de los futbolistas m?s deseados? y que ?se ajusta a las necesidades y demandas de Marcelino?. Incluso apunt? la posibilidad de que, si el m?ster quiere', juegue el domingo contra el Barcelona, ya que consider? probable que su documentaci?n llegue a tiempo. El polaco, por su parte, asegur? estar ?deseando jugar y listo para hacerlo?.

La vaca Tula rest? protagonismo al polaco ante un p?blico mayoritariamente infantil. Seg?n explic? el responsable de prensa del Racing, Alberto Aparicio, la llegada de la mascota al club es m?rito exclusivo de su consejero m?s conocido, Jos? Campos.

y una vaca redimida

M?s o menos con estas palabras, Aparicio relat? c?mo el consejero, en una de sus visitas al interior de la regi?n, se top? con un animal que estaba muy triste: la vaca en cuesti?n. Campos no dud? en preguntar a la astada a qu? se deb?a ese estado de ?nimo, a lo que respondi? que ella era racinguista, pero que su due?o no acced?a a llevarla a los Campos de Sport. El responsable de las relaciones p?blicas del Racing encontr? la mejor soluci?n: convertir a la vaca, Tula, en mascota del equipo y de ese modo asegurar su asistencia a los partidos.

La idea fue muy bien acogida por los ni?os presentes en el centro comercial, que jalearon al rumiante en su puesta de largo y le dieron su aprobaci?n entre ovaciones.

Fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 11:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario