Domingo, 28 de enero de 2007

MUNITIS FREN? LA EUFORIA ATL?TICA

El c?ntabro se exhibi? y regal? el gol a Zigic. Pablo empat? dos minutos despu?s. El Atl?tico sigue sin dar la talla en casa. La delantera del Racing, un lujo.

ATL?TICO 1
RACING 1

Atl?tico: Pichu, Seitaridis, Pablo, Z? Castro, A. L?pez, Galletti (61'), Luccin, Maniche (73'), Jurado, Torres, Ag?ero, Roberto, Valera, Perea, Pern?a, Costinha, Gabi (61'), Mista (73')

Racing: To?o, Pinillos, Rub?n, Garay, Oriol, Scaloni, Vitolo, Colsa (77'), Serrano (87'), Munitis, Zigic (93'+), Calatayud, Cristian, C. ?lvarez, A. Tom?s (87'), Momo, Balboa (77'), Juanjo (93'+)

Goles

0-1 (74'): Zigic fusila a placer a Pichu desde el punto de penalti, tras un fant?stico pase de espaldas de Munitis.

1-1 (76'): Pablo peina una falta lanzada desde la izquierda por Jurado y el bal?n pasa entre las piernas de Rub?n.

?rbitro: Ram?rez Dom?nguez, del Colegio Andaluz. Amonest? a Pinillos (25'), Galletti (30'), Colsa (35'), Luccin (65'), Vitolo (70'), Seitaridis (82') y Z? Castro (86').

Iincidencias:: Vicente Calder?n. 40.000 espectadores.

A partir de ahora, cuando me deprima ante la inminencia de los treinta tacos, pensar? en Pedro Munitis. Camino de los 32 a?os, el zurdo est? f?sicamente igual que siempre (lo que es decir mucho) y parece que el regreso a Santander, a la tranquilidad del hogar y la menor exigencia de jugar donde ya eres un ?dolo, le ha aportado una paz de esp?ritu de la que en otro tiempo careci?. El antiguo revolucionario inconstante diseccion? al Atl?tico con la precisi?n de quien, ya de vuelta, lee el f?tbol como si pusiera mi mam? me mima. El Racing no pod?a encontrar un mejor s?mbolo de su inteligente proceso de cantabrizaci?n.

Tampoco es sencillo hallar un delantero que condicione todo lo que sucede a su alrededor del modo en que lo hace Zigic. Poner a este tallo de 2,02 en un campo de f?tbol es como meter a una chica calibre Natalie Portman en un bar de Malasa?a (o similar). Ya nadie sabe qu? hacer, todos se comportan distinto a como suelen, te planchas la camiseta con las manos, te quitas y te pones las gafas, rondas a su alrededor sin saber si entrarla o esperar su movimiento. Exactamente lo mismo que les sucede a los defensas con Zigic. Ninguna de las t?cticas habituales va a funcionar. S?lo te queda intentar no hacer el rid?culo y rezar porque ?l la tire fuera o ella te sonr?a. En cualquier caso, la probabilidad juega en tu contra.

Me dir?n que les hable del Atleti, que ya es hora. Bueno, estaba all?, de eso estoy seguro. Ahora bien, ya me resulta m?s dif?cil decirles qu? hac?a. Una vez m?s, los rojiblancos regalaron la primera parte enterita, en lo que se est? convirtiendo en una rid?cula costumbre. No andan los de Aguirre tan sobrados como para liquidar los partidos en 45 minutos, sin embargo, salen siempre al trantr?n, como un novio fingiendo competir de verdad en una pachanguita con su pareja. Pero en el caso del Atleti la cortes?a no tiene premio, as? que me lo expliquen, por favor. A m?, y a los 40.000 h?roes que fueron al g?lido Calder?n y lo ?nico que vieron antes del descanso fue el ya habitual vodevil de Galletti y Maniche. Una tragicomedia.

En el vestuario, Aguirre debi? recordar a sus ap?ticos chicos que, tras toda una semana de hablar de pelear por el t?tulo, al menos deber?a pelear por el partido. Y el Atleti sali? embalado, pero le sigue costando m?s meter un gol que a un ?rbitro entender el f?tbol.

Torres y Ag?ero viv?an una noche de persianas bajadas y ?ste es el problema capital de los rojiblancos. Sus estupendos delanteros son a?n algo irregulares (sobre todo el Kun) y, si les toca el d?a malo a la vez, el Atl?tico no tiene m?s recursos. Luccin se pasa tanto tiempo tapando los agujeros que deja el disperso Maniche que apenas se permite licencias ofensivas; Jurado est? fuera de sitio y a?n es poco concreto, alternando detallazos con decisiones ego?stas. Galletti, bueno, ya saben, meti? aquel gol que le birl? una Copa al Madrid. Fue en 2004 y a?n vive de ello. Bien por ?l, la verdad.

El desenlace. El Atleti atacaba sin precisi?n y Munitis acechaba. Cada ratito, Zigic generaba un poco de caos con su mera presencia y su peque?o socio acababa montando un l?o. En el 60', Colsa (notable en su regreso al campo donde le desquiciaron) no lleg? por los pelos a remachar un pase de la muerte. Una vez m?s, cuatro defensas rojiblancos ped?an un taxi en el ?rea reclamando un fuera de juego que no exist?a. Si es gol, el club deber?a exigir sus dedos en una caja.

En el 64', Munitis control? de espaldas en la frontal y, de repente, se gir? y remat?. Un fogonazo que par? Pichu. As? que, cuando diez minutos despu?s recibi? en la misma situaci?n, le acorralaron tres defensas y ?l tir? de repertorio para inventarse un pase m?gico de cuchara a Zigic, que defini? con estilo.

El Atl?tico tuvo la suerte de empatar en la siguiente jugada, una falta bien sacada por Jurado que pein? Pablo para llevarse una alegr?a que se le resist?a hace tiempo. El Kun tuvo la victoria poco despu?s con un cabezazo que roz? el palo, pero ya todos firmaban las tablas. Aguirre se march? so?ando con tener un desengrasante como Munitis y el Racing presumiendo de su extra?a pareja, esa que demuestra que en el f?tbol caben todos. Es bonito.

El detalle: Basile espi? a Ag?ero y Garay

El seleccionador argentino y ex entrenador del Atl?tico, Alfio Basile, presenci? el partido en el Calder?n. El objetivo del t?cnico era ver en directo a Ag?ero, ya un fijo en todas sus convocatorias, y a Garay. El central del Racing a?n no ha debutado con la absoluta, pero ha sido un referente en las inferiores y entra en los planes del Coco para pr?ximos compromisos.


El crack: Munitis
Omnipresente. Volvi? loca a la defensa del Atl?tico y le regal? el gol a Zigic con un pase de maestro.

?Vaya d?a!: Galletti
Pura imprecisi?n. Ninguno de sus centros cae cerca de un compa?ero y pierde balones absurdos sin freno.

El dandy: Jurado
No tuvo una noche muy l?cida, pero la puso de maravilla en la falta del gol de Pablo y ese toque vale puntos.

El duro: Colsa
Estuvo muy activo en su regreso al Calder?n y, quiz?s por exceso de ganas, arroll? al Kun y vio tarjeta.

Fuente: Diario As
Publicado por Castrenyo @ 12:12 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario