Lunes, 22 de enero de 2007

Otra vez To?o

Otro error del portero del Racing, To?o, priv? al equipo de una victoria sobre el Betis y, a la vez, de la posibilidad de colocarse entre los mejores del campeonato y cerrar una primera vuelta a lo grande. Si al equipo de Portugal le cost? 84 minutos taladrar la porter?a de Doblas, al guardameta del Racing s?lo le llev? un par de ellos desandar todo lo andado. Pern?a, que anda tan ocupado buscando recambios en la delantera, quiz?s debiera echar una ojeada a los escaparates de porteros antes de que cierren el mercado.

Justo cuando se ha visto en el trance de dar ese salto de calidad, el que va del equipo humilde al equipo revelaci?n, el Racing ha patinado. Actitud ganadora tiene, y lo ha demostrado con una buena progresi?n en el campeonato; ahora parece que es aptitud lo que falta. Poco futuro tiene en Europa si hay que cruzar los dedos cada vez que un bal?n se acerca a la porter?a.

En cuanto a lo que se pudo ver sobre el campo, como suele ser habitual, los dos contendientes iniciaron el partido mostrando sus credenciales. Por parte del Betis, una indiscutible capacidad de hilar jugadas de ataque, de mover el bal?n con rapidez y colarse entre los defensas; por el Racing, un repertorio mucho m?s pobre, pero, parad?jicamente, m?s result?n: Zigic y los pases estratosf?ricos a los que s?lo el serbio alcanza.

Apuros

Seis o siete minutos mantuvo acoquinado el equipo de casa a los de Portugal. Los puntas, Robert y el 'traidor' Sobis, se adelantaban con mucha intenci?n y ning?n resultado a la zaga del Racing, aprovechando que esta l?nea de contenci?n no pasa por sus momentos m?s inspirados.

Afortunadamente, el cuadro monta??s tiene una receta que siempre funciona en cuanto empieza a verse superado, y es trabajar. Por cada roto, un remiendo, que se traduce en un Racing con diez defensas y que presiona al rival hasta el aburrimiento, al extremo de hacerle imposible el juego con fundamento.

Siempre Zigic

Por parte del Racing, Zigic y m?s Zigic. Que s?, que todo el mundo sabe que mide lo que mide y puede rematar lo inalcanzable, pero no hay quien le ponga el cascabel al gato. Cuatro ocasiones, las ?nicas del Racing en la primera mitad, y la ?ltima de ellas con gol anulado, volvieron a demostrar lo evidente.

Claro que esta bendici?n en forma de gigante tiene sus servidumbres, y la peor de todas es que el resto de compa?eros se olvidan del f?tbol, con lo que muchas de las actuaciones del equipo santanderino se resumen, al igual que la de ayer en Sevilla, en reventar el f?tbol del rival y mandar balones al chaval. Como un boxeador empe?ado en ganar el combate por K. O., el Racing se limita a buscar ese golpe certero que tumbe al adversario y deja de lado todo lo dem?s.

Si la primera parte se evapor? sin nada digno de recuerdo, el arranque de la segunda ya promet?a otra raci?n de lo mismo. Y lo cierto es que hasta el minuto 84 no hubo sorpresas. Fue entonces cuando Doblas arroll? a Munitis, como siempre una pesadilla para el oponente, y el ?rbitro se?al? un penalti con todas las de la ley. Garay, todo un especialista en estos lances, no se despein? para marcar el 0-1.

Una pena

L?stima que s?lo un minuto despu?s, el Betis, con la colaboraci?n de To?o, consiguiese el gol que ya se hab?a resignado a no meter. Dispuesto a mostrar su exquisita t?cnica de pu?os, el arquero del Racing sali? a lo loco a por un bal?n alto, y despej? lo justo para que le llegase a Xisco. ?ste, desde fuera del ?rea, lanz? un tirito suave y bien colocado que volvi? a equilibrar el marcador para delirio de la afici?n b?tica, que hay que verla, y desesperaci?n de los dem?s.

A partir del empate, la gente de Luis Fern?ndez se anim? y oblig? al Racing a aguantar el chaparr?n y esperar el pitido final.

Fuente: El Diario Monta??s
Publicado por Castro2 @ 11:31 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario