Lunes, 01 de mayo de 2006

Casi, casi, la permanencia

El Racing de Nando Yosu, con inmensa fortuna, regresa de M?laga con tres puntos que pr?cticamente valen la salvaci?n.
Casquero, Anto?ito y Juanjo, los goleadores, dieron la vuelta a un encuentro que empez? bien y se complic? demasiado.

RACING
Dudu
Pinillos Oriol Mora Pablo Alfaro - Juanjo, min. 46 Ayoze

Casquero - Matabuena, min. 76 Vitolo - Antonio Tom?s, min. 83

Dami? Serrano

Anto?ito

Goles: 0-1, min. 17, Casquero
1-1, min. 26, Alexis
2-1, min. 30, Alexis
2-2, min. 52, Anto?ito
2-3, min. 79, Juanjo.

Amonestaciones: Vieron tarjetas amarillas Vitolo, Serrano y Anto?ito, por el Racing, y Bovio, Fernando Sanz, Hidalgo y Salva, por parte del conjunto local.

Incidencias: 10.000 espectadores en La Rosaleda.

Probablemente el nacimiento de Nando Yosu viniese precedido de augurios favorables que indicasen que ese hombre iba a convertirse en una herradura de la suerte andante. Algo as? debi? de pasar porque de otro modo no se explica lo que se vio ayer en La Rosaleda: ni m?s ni menos que al peor Racing marcando tres goles y pr?cticamente asegurando la permanencia.

Si el Racing era el paciente comatoso, el M?laga, un fiambre en toda regla. No hab?a empezado el partido y ya andaba el escaso p?blico reclamando la renuncia del t?cnico, Manuel Ruiz Hierro, y pitando a su propio equipo. Y aun tienen m?s enemigos porque, seg?n criticaba el taxista camino del campo, ??C?mo puede tener el club un presidente 'grana?no', que vive en Barcelona y es socio del Bar?a??. Con todo esto se quiere explicar que el Racing ten?a a su favor casi hasta a los espectadores, que acudieron a La Rosaleda con m?s ganas de abroncar que de aplaudir.

A juzgar por los primeros minutos de juego, el equipo andaluz est? incluso m?s arriba de lo que se merece, con una plantilla entumecida, un portero de chiste y un Salva ya permanentemente abonado a la tonter?a como esperanza m?s consistente.

Buen arranque

Por eso a nadie extra?? que el Racing tomara el mando del encuentro enseguida, a pesar de su juego soso y tosco, y tampoco que se adelantase en el marcador, en una jugada afortunada, gracias a una especie de volea firmada por Casquero.

Ya parec?a que volver con tres puntos iba a ser m?s f?cil que robar a una borracha cuando Alexis se encarg? de poner en rid?culo a la defensa santanderina no una, si no dos veces, con un par de goles consecutivos que sirvieron, adem?s de para dar la vuelta al marcador, para sembrar la duda sobre cu?l de los conjuntos era peor. Dif?cil elecci?n.

El fin de la primera mitad supuso un alivio para los de Yosu, muy necesitados de aclarar las ideas y de que se les recordase lo que se jugaban. Pero no debieron de entender bien la charla, porque en la reanudaci?n, m?s de lo mismo. Afortunadamente, una gansada rival permiti? a Anto?ito, espabilado y terco, empatar despu?s de birlar el bal?n a un defensa indeciso.

Cambios de sistema

Mientras todo esto suced?a, el Racing ya hab?a pasado de un 5-2-2-1 que no funcionaba a un 4-2-2-2 que tampoco. El mal de este Racing ya no es s?lo cuesti?n de colocaci?n. Ni ataca, ni defiende, ni nada, y es exagerado pedir siempre a Aouate que sea quien saque las casta?as del fuego. Y ah? es donde entra en juego el 'efecto Yosu', esa buena suerte que acompa?a a este se?or cada vez que que le entregan un Racing desahuciado.

El partido no es que estuviese roto, ya s?lo quedaban migas cuando a ese bendito de nombre Miguel ?ngel Ayza se le ocurri? pitar penalti en una embarullada jugada en el ?rea de Arnau. S?lo Fernando Sanz y su conciencia conocer?n si quiso tocar el bal?n con la mano mientras yac?a en el c?sped, pero para el caso igual da, porque el ?rbitro decidi? que hab?a que castigar la acci?n con pena m?xima. Anto?ito pic? y se dej? agobiar por el portero, as? que dispar? como un inocent?n y Arnau despej? como pudo. Para nada, porque Juanjo, al quite y aprovechando el desmayo de la defensa del M?laga, meti? la pelota hasta el fondo, marcando un gol que puede valer la permanencia en Primera Divisi?n. De ah? al final, carreras, nervios y actuaci?n de Salva para disimular la verg?enza de descender un equipo.

A la salida, hab?a que ver las caras de los integrantes de la expedici?n racinguista. ?Qu? sonrisas! No era para menos, porque gastaron toda la buena fortuna de la temporada. Y un consejo: p?senle a Yosu por la espalda el d?cimo de loter?a si se le encuentran por la calle

Fuente: Marca
Publicado por Castrenyo @ 10:28 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario