Jueves, 15 de mayo de 2014

La semana más intensa en La Albericia

«La semana será distinta. Se entrenará distinto y habrá más tensión y nervios». Dicho y hecho. Paco Fernández auguró que cuando llegase la semana del partido del play off nada sería igual y con tan solo ver el entrenamiento de ayer se puede afirmar que el asturiano acertó. Los futbolistas saltaron al campo con otra actitud. Todos estaban más rápidos, más intensos, más nerviosos, más activos... la tensión se notó desde el primer minuto. No es una falta de profesionalidad ni se debe a un exceso de relajación en la parte final del campeonato regular. «Es algo normal e inconsciente», añadió el técnico el pasado viernes. Fernández sabía de lo que hablaba.

El título y los 36 partidos jugados son historia pasada. La temporada para el Racing (#SubeAlRacing) empieza esta semana y acaba la próxima. El entrenador asturiano (con dos fases de ascenso a sus espaldas) lo sabe y es el primero en encargarse de recordárselo a sus jugadores en todo momento. El primer entrenamiento serio comenzó con más de una hora de vídeo. Antes de saltar al campo, a la plantilla le tocó analizar al rival. El cuerpo técnico durante los últimos días no ha hecho otra cosa que apropiarse de información relativa al Llagostera y ayer los jugadores conocieron a fondo a su enemigo. Ojeadores, excompañeros... cualquiera que pudiera aportar datos sobre el gran 'desconocido' sirvió para la fase de documentación acelerada que el equipo de Fernández comenzó el pasado lunes tras el sorteo. Todos juntos estudiaron las virtudes de su rival: las dimensiones del campo, las jugadas de estrategia utilizadas por el conjunto catalán, su efectividad a balón parado y el peligro que entrañan los saques de banda cercanos al área racinguista. Una vez conocidas las armas, el equipo saltó al césped y en cada jugada se percibió la tensión anunciada. Fernández organizó una sesión con ejercicios físicos, al principio, y concluyó con varios partidos en un campo reducido y con mucho contacto con el balón. Los enfados por la disputa de la pelota y las peleas colectivas por la posesión fueron constantes y mucho más numerosas que en un entrenamiento semanas atrás. Granero gritó en varias ocasiones al cielo, Soria protestó por alguna decisión 'arbitral' y los tres porteros: Mario, Alejandro y Sergio eran un poema cada vez que recibían un gol. Todos quieren jugar. Nadie desea quedarse fuera.

El público también nervioso

La mañana de ayer en La Albericia fue tensa para todo el que asistió. A la intranquilidad de los futbolistas se sumó la de los aficionados -más que los habituales- que sentados en la grada o alrededor del campo contaban anécdotas de la última fase de ascenso disputada, en un deseo de que se repita lo ocurrido hace 23 años. «Fue mucho más difícil», le decía Javier Ríos a su compañero. «Aquella vez era una liguilla y no podías fallar», añadía. ¿Quién sabe? Lo único cierto es que en este play off el margen de error es mínimo. En todos los grupos se especuló ayer con la alineación que el entrenador utilizará. Fernández no dio ninguna pista ayer, pero existen dos teorías: el equipo de gala o un ejercito de jugadores altos que dominen el juego aéreo con el que el Llagostera les va a atormentar. Es probable que hoy empiece a desvelar sus intenciones. Juanpe, Soria, Granero o incluso Oriol pueden ser hombres con mucho peso en un partido así.

La adaptación a las condiciones de juego pueden resultar más importantes que la calidad de cada uno. Los números del conjunto catalán no esconden nada: 11 goles conseguidos a la salida de un córner ejecutado siempre de la misma manera. Incluso dos goles olímpicos (de saque de esquina directo). Las reducidas dimensiones del terreno de juego obligan a que la defensa y el centro del campo junten las líneas más que nunca.

Koné, el futbolista referencia de este Racing, se mostró ayer activo y participó más que nunca en las jugadas. El delantero será el hombre a seguir, pese a que el fútbol con espacios y a la contra que mejor le viene a sus condiciones brillara por su ausencia el domingo. En un terreno de juego tan reducido es inviable pensar que el africano sorprenda por velocidad, sin embargo su efectividad intimida en Llagostera.

La sesión de ayer concluyó con el ensayo de los lanzamiento de penalti. Javi Soria y Rubén Durán fueron los elegidos.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:47 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario