Lunes, 10 de febrero de 2014

El Caudal castiga el conformismo del Racing

El Racing se dejó dos puntos en Mieres que pueden ser vitales al final de la temporada. Paco Fernández había avisado en la víspera de que en este último tercio de Liga ya no se podía fallar y este domingo ante el Caudal, penúltimo clasificado, sólo fue capaz de empatar un partido que tenía controlado. Tras una fiable primera parte, en la que llegó el gol de Rubén Durán, el Racing perdió el control, la intensidad y el acierto en la segunda, en la que Rojas igualó para el conjunto asturiano. Empate justo y gracias porque en la recta final los asturianos estuvieron más cerca del triunfo final que los cántabros.

Paco Fernández volvió a modificar el once inicial, sobre todo en la zona ofensiva. Mariano, Miguélez y Ander Lafuente entraron como novedades en la alineación titular y Rubén Durán completó la terna de hombres con talante ofensivo. La baja de Soria hizo indiscutibles a Granero y Andreu en el eje del medio del campo. Mario se recuperó de sus molestias en el hombro y pudo ser de la partida en la portería, con Francis, Orfila, Barrio y Saúl formando la línea defensiva. Sorprendió la ausencia de Iñaki, uno de los mejores en los últimos partidos.

El Racing quiso marcar las diferencias que existen entre ambos equipos desde el principio, mostrar quién era el líder de la categoría y quién el penúltimo. En el primer minuito Miguélez ya había disparado a puerta tras una trenzada combinación entre Lafuente, Mariano y el mediapunta asturiano. El portero Javi Díaz tuvo que meter la manopla. Y en el minuto 6, Mariano remató de cabeza desviado. Toda una declaración de intenciones.

Miguélez se hacía protagonista en su tierra y capitalizaba el balón y las oportunidades, porque en el minuto 13 volvió a rematar con mucho peligro de cabeza un centro de Durán desde la derecha.

El Caudal no quería el balón, se lo dejaba al líder, y prefería presionar de forma agresiva, robar y salir a la contra. Y encontró un filón en la férrea defensa racinguista en las jugadas de estrategia. Su acción más clara en el arranque vino a la salida de un córner cuando Matador remató desviado de cabeza. El Racing sufría en las jugadas de estrategia, cosa poco habitual.

El viento y el exageradamente vivo bote del balón por la hierba artificial hacía complicada la circulación del balón pese a que el Racing lo intentaba, ayer sí quería llevar el peso del partido.

Andreu tuvo que retrasar mucho su posición para intentar dar salida al balón y Miguélez era de los principales aliados que encontraba en la construcción. El equipo cántabro lo intentaba sobre todo por la banda derecha, con un Lafuente muy activo, un Mariano que se dejaba caer más a ese costado buscando la espalda de Noel Alonso y un Miguélez hiperactivo.

Y precisamente por este costado se forjó el primer gol del Racing en gran jugada hilvanada: Lafuente recibió en la frontal del área, esperó la subida por sorpresa de Francis, que apuró la linea de fondo y dio el pase de la muerte al que no llegó Mariano pero sí Rubén Durán, que empujó el balón a la red. Era el premio a los mejores minutos de los racinguistas y el justo reflejo de lo que sucedía sobre el terreno de juego.

El Racing había hecho lo más difícil, adelantarse en el marcador, y sólo restaba esperar la llegada del descanso. La estirada de Mario tras el zapatazo desde fuera del área de Javi Sánchez en el minuto 41 impidió un disgusto antes del fin de la primera parte.

Sin brillo, el guión que había escrito el Racing en la primera parte hacía confiar en sentenciar el partido en la segunda mitad. Los planes de Paco parecía que iban a volver a salir. Pero nada fue igual. El equipo dio un paso atrás, perdió el control del balón, Miguélez desapareció... Y el Caudal empezó a creer en sus posibilidades, el Racing se lo permitió. Justo nada más entrar al campo Koné en el minuto 58 con la idea de sentenciar el partido, los cántabros recibieron un jarro de agua fría con el gol del empate. Rober ganó la espalda a Francis, puso el balón en el corazón del área donde no acertaron a despejar ni Barrio ni Granero y el balón quedó muerto a los pies de Rojas, que lo empujó a la red adelantándose a Mario. El Racing recibió un justo castigo a la mala y apática segunda parte que estaba protagonizando y se veía obligado a modificar el guión previsto. El tanto del empate no fue ninguna sorpresa porque ya antes Noel Alonso casi lo consigue con su zurdazo desde la frontal del área.

El Racing tenía tiempo de sobra para ir a buscar la victoria, pero no encontró la forma. Parecía que los jugadores se habían quedado en la caseta en el descanso. Sin intensidad ni acierto, los cántabros eran fantasmas que deambulaban por el campo y los únicos que hacían méritos para llevarse el triunfo eran los asturianos, empujados por una grada que también creía en la sorpresa. El entrenador local acertó con los cambios. Richard y el goleador Rojas dieron más empaque al Caudal, absoluto dominador de la segunda parte.

Paco Fernández lo intentó dando entrada a Iñaki y Concha en lugar de Lafuente y Miguélez, pero tampoco. Hubo que esperar al minuto 77 para encontrar la primera parada de Javi Díaz en la segunda parte. Y fue a un disparo flojo de Barrio desde la frontal del área. Ni siquiera Koné era capaz de desequilibrar como es habitual en él y su único remate, muy desviado, fue en el minuto 83. Las jugadas a balón parado, que tantas veces han dado frutos en forma de puntos, tampoco funcionaron en el Hermanos Antuña y el guante de Iñaki no encontró en ningún momento ni peligro rematador.

El Racing se quedaba sin tiempo y lo intentaba más por coraje que por calidad, pero un crecido Caudal no se dejó sorprender e incluso montó algún contragolpe que dio el susto a la parroquia verdiblanca desplazada a Mieres. Por fortuna, ni Iago ni Rojas ni Rober estuvieron acertados en sus intentos, que murieron en la defensa cántabra. Los montañeses no pudieron ganar pero por lo menos supieron amarrar el empate. Pero el punto sabe a poco.

Caudal 1 - 1 Racing
Caudal: Javi Díaz, Pablo Agudo (Richard, min.54), Noel Alonso, Nacho Fernández, Pantiga, Jano, Abraham (Iago, min.79), Matador, Rober, Javi Sánchez y Jorge (Rojas, min. 58).

Racing: Mario, Francis, Orfila, Javi Barrio, Saúl, Andreu, Granero, Rubén Durán (Koné, min. 58), Miguélez (Concha, min. 74), Lafuente (Iñaki, min.67) y Mariano.

Goles: 0-1 (min.32): Rubén Durán empuja a la red un pase de la muerte de Francis. 1-1 (min.60): Rojas resuelve un barullo en el área racinguista y bate a Mario.

Árbitro: Hernández Lorenzo, del Colegio Riojano. Amonestó con tarjeta amarilla a Noel Alonso, Pantiga y Richard por parte del Caudal y a Mariano por parte del Racing.

Público: 2.000 personas en el estadio Hermanos Antuña de Mieres, con alrededor de 500 seguidores racinguistas.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 20:21 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario