Lunes, 10 de febrero de 2014

El ascenso y conseguir liquidez, objetivos prioritarios para 'Tuto' Sañudo

Conseguir liquidez para pagar a jugadores, técnicos y empleados es el objetivo prioritario en el que está trabajando el nuevo consejo de administración del Racing, cuyo presidente, Juan Antonio 'Tuto' Sañudo, considera que también sería "fundamental" acabar la temporada con el ascenso a Segunda División.

Apenas una semana después de la "histórica" junta de accionistas en la que se materializó la destitución de "los peores dirigentes que ha tenido el Racing" en sus cien años de vida, Tuto Sañudo se encuentra tan abrumado por las muestras de apoyo y regocijo que está recibiendo de toda la sociedad cántabra, como de la angustiosa situación económica en la que se encuentra el club.

"Ha sido una semana muy movida, en algunos momentos estresante, porque a cada paso que dábamos para solucionar algo aparecían más gastos. Era de esperar, pero no tanto", ha reconocido Sañudo en una entrevista.

Con la vista puesta en el arduo trabajo que le espera al nuevo consejo y tranquilo porque en lo deportivo las cosas marchan bien, Sañudo aún está conmocionado por la vertiginosa semana que vivió el racinguismo hasta que el club pudo deshacerse de Ángel Lavín y su consejo de administración.

Sañudo es consciente de que eso se pudo conseguir por la "unión de todos", pero subraya que "el mérito es de la plantilla, que echó el órdago, no para pedir dinero" sino para pedir la dimisión del consejo, porque "sabían que el que viniera, por mal que lo haga, lo iba a hacer mejor".

Tan "orgulloso" como se siente ahora al presidir el Racing se sintió el pasado jueves al ver la respuesta de la afición al ultimátum del equipo, porque pese a saber que el equipo no iba a jugar ante la Real Sociedad la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, "no les dejaron solos en El Sardinero".

"Pusieron precios caros para que la gente no viniera y no lo consiguieron", evoca Sañudo, emocionado porque gracias a aquella jornada, "si alguno estaba mirando para otra parte, no le quedó más remedio que mirar hacia donde había que mirar".

Y es que, según Sañudo, ese gesto de la plantilla propició que "todo el mundo del fútbol" tomara verdadera conciencia, primero de la situación en que se encontraba el Racing, pero, principalmente, de que los dirigentes no pueden jugar con los sentimientos de los aficionados, ni menospreciar a sus técnicos y futbolistas porque "lo acaban pagando".

También para Sañudo fue "espectacular" que el pasado domingo, en el primer partido de la nueva era del Racing, ante la Cultural Leonesa, en Segunda B, cerca de 18.000 personas acudieran al estadio a rendir un "merecido homenaje" al equipo y demostrar que "a la hora de unirse y pelear todos estamos comprometidos".

Ahora, tras la "resaca" de la euforia vivida en los últimos días de la pasada semana, Sañudo y su equipo se vuelcan en su objetivo de aliviar la difícil situación económica en la que se encuentran jugadores, técnicos y empleados del club a los que se les adeudan varias mensualidades.

Sin haber ocupado aún su despacho, porque es algo que quiere hacer "con testigos", porque no sabe lo que se va encontrar allí, el nuevo presidente del Racing y su equipo están haciendo "trabajo de calle".

"Hay que buscar liquidez para hacer frente a esas deudas porque así no se puede seguir y en eso estamos", afirma Sañudo en relación a los contactos que se mantienen con Hacienda y Inmoarrabi, para que se puedan ampliar los plazos de pago y levantar los embargos.

Para Sañudo, "si los acreedores quieren cobrar necesitamos que den aire a la empresa". Según calcula el presidente la deuda con futbolistas, técnicos y empleados es de cerca de 400.000 euros (entre 70.000 y 80.000 euros por cada mes no pagado).

En lo deportivo, Sañudo cree que el cambio de dirección ha llegado "en el mejor momento", porque, a su juicio, "se estaba desmadejando el equipo" tras la marcha de Agustín, Nieto y Sotres, a la que pudo sumarse la de Koné, quien finalmente se quedará hasta junio.

Para Sañudo es importante que el delantero de Costa de Marfil se quede en Santander, sobre todo para no romper la unidad del vestuario, aunque también porque se trata de un jugador que "marca diferencias".

Sañudo valora el trabajo que está realizando el técnico Paco Fernández, que ha sabido "dar la vuelta a la plantilla y poner a todos mirando en la misma dirección". Según Sañudo, en Oviedo están "tirándose de los pelos" por no haber contratado al técnico asturiano, porque es un "gran entrenador capaz de llevar al Racing al ascenso".

Entre los rivales directos para alcanzar esta meta, a Sañudo la mejor impresión hasta ahora se la ha dado el Racing de Ferrol, por encima del Orense y el Guijuelo que, aunque juegan bien al fútbol no sabe si aguantarán el tirón. Y no olvida al Oviedo, porque aunque está siendo irregular, "si no se descuelga seguro que al final estará en la pelea".

Sañudo cree que el nuevo consejo se mantendrá unido y, en cuanto a las voces que se han escuchado en contra del nombramiento del humorista Félix Álvarez como consejero, ha subrayado que se trata de "una persona muy activa y muy racinguista que conseguirá muchas cosas para el Racing".

Su único "pecado", según Sañudo, fue "decir públicamente lo que muchas veces se nos ha pasado a todos por la cabeza y eso le costó la bronca del otro día, aguantándola porque es un racinguista dispuesto a luchar por el club".

Finalmente, Sañudo es consciente de que encabeza un "consejo de transición", en principio hasta que concluya la temporada; y opina que el futuro del club lo dirija quien lo dirija, pasa por realizar una ampliación de capital o por encontrar un comprador.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:49 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario