Lunes, 03 de febrero de 2014

Los Campos de Sport explotan con el triunfo del Racing

Los Campos de Sport lucieron un aspecto que hace tiempo no se veía. Desde la época de Primera División. Más de 16.000 personas han ocupado las gradas de El Sardinero para animar y homenajear al equipo en este encuentro frente a la Cultural Leonesa. Y entre ellos, por primera vez desde hace muchos meses se vio a representantes de las instituciones cántabras en el palco del racing. El encuentro lo siguieron desde aquí el presidente regional, Ignacio Diego, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y el presidente del Parlamento, José Antonio cagigas, entre otras autoridades.

Al inicio del partido, aún quedaban aficionados en las taquillas aguardando para poder retirar sus entradas, que el nuevo Consejo ha decidido poner a precios populares (5 euros en Preferencia y 10 en Tribuna). La cola llegaba hasta la zona oeste del estadio.

Sin embargo, no ha habido prisas ni enfados. La euforia y la alegría presidió el ambiente de este domingo, el primero de la nueva etapa que dirige 'Tuto' Sañudo. La afición ha respondido en masa al llamamiento que el viernes efectuó el nuevo Consejo de Administración. Los problemas han llegado por el escaso tiempo que restaba para vender entradas tras la junta de accionistas y el estado del club, muy mermado por la gestión llevada hasta ahora.

Los problemas para aparcar han vuelto a la zona de El Sardinero. Como ejemplo, la hilera de coches estacionados en las orillas de la S-20 llegaron hasta la zona del barrio Ateca, de Monte.

'La Fuente de Cacho' ha vuelto a sonar de forma emotiva con todo el graderío cantando al unísono. Posteriormente, los jugadores del Racing ha saltado al césped, con el himno del Centenario compuesto por Rulo de fondo y entre los jugadores y técnicos de las secciones inferiores haciendo el pasillo.

El buen ambiente se ha repetido en el famoso minuto 13. Esta vez no ha habido pitada, y los gritos de protesta de encuentros anteriores se han convertido en una cerrada y emocionante ovación a los jugadores.

Directiva, peñas y aficionados en general quisieron ser el jugador número doce en el campo para empujar a los chicos de Paco Fernandez hacia una victoria que ayudará a olvidar las amarguras internas de días pasados y, además, les mantiene en el liderato. Un paso más hacia el ansiado ascenso.

El estadio explotó con el gol de Koné y, posteriormente, con el pitido final, que certificaba la victoria racinguista. El público brindó a los jugadores una más que merecida ovación en el cierre perfecto a una semana histórica para el racinguismo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 17:40 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario