Jueves, 23 de enero de 2014

La ilusión mantiene con vida al Racing

Puede sonar iluso, pero el gol de Koné mantiene con vida al Racing. La calidad se impuso a la ilusión, pero no consiguió exterminarla. Y así, con esas ganas, el Racing logró mantener alguna opción de seguir agrandando su fantástica andadura en la Copa del Rey. La Real Sociedad salió a sentenciar la eliminatoria, y a punto estuvo de conseguirlo, pero el equipo de Paco Fernández, con tesón, vio como el no bajar los brazos tuvo su premio. El tanto que puso el marcador en el definitivo 3-1 deja un hilo de esperanza de cara al partido de vuelta. Este equipo ya ha demostrado sobradamente que se puede confiar en una machada en los Campos de Sport.

La Real no quiso sorpresas desde el pitido inicial. Ni el Sevilla que bajó del autobús creyéndose ganador ni el Almería desganado al que la Copa no le parecía suficiente aliciente. Así, el conjunto vasco mostró el respeto ya anunciado a su rival y salió a finiquitar el partido por la vía rápida. Tan solo tres minutos tardaron los locales en ponerse por delante. Un córner sacado en corto termina con centro lateral al área. La defensa cántabra tira mal la línea del fuera de juego y Mikel González, solo en el área pequeña, marca a placer.

El diferente nivel de ambos equipos se ponía de manifiesto. La Real tocaba y maduraba las jugadas, mientras que el Racing solo podía esperar y tratar de guardar el sitio, algo que no siempre consiguió. Las rápidas jugadas donostiarras desarbolaron varias veces el sistema defensivo de Paco Fernández.

Aún así, y a pesar de ir por detrás en el marcador, los jugadores racinguistas fueron una continua muestra de esfuerzo y solidaridad. Todos, menos Koné, totalmente desenchufado del partido. Sin actitud y fallón.

El Racing tuvo su ocasión para haber igualado el tanteador. Una falta en la frontal del área la botó Andreu y Zubikarai despejó al larguero. Hubiese cambiado el partido y devuelto el ánimo al equipo visitante.

Los cántabros ganaron un poco de presencia sobre el césped, pero cuando la Real pisaba más allá de tres cuartos de campo, se mascaba el peligro sobre la meta de Mario. De hecho, Chory Castro tuvo una gran opción para haber vuelto a mover el marcador en el minuto 20, cuando se quedó sólo ante Mario y envió fuera su remate.

El uruguayo fue protagonista también en el segundo tanto de su compañero Mikel González, quien libre de marca cabeceó a placer para convertir en asistencia el bonito centro de Castro y establecer el 2-0. Con ese resultado se llegó al descanso.

Tras la reanudación, el Racing dio un paso hacia delante, pero las contras de la Real eran letales. Ander Lafuente pudo recortar distancias tras una buena jugada cántabra, pero su disparo con la zurda lo sacó con el pie Zubikarai.

En una de esas citadas contras, Carlos Vela aprovechó un balón que dejó pasar magistralmente Xabi Prieto para marcar el tercero y dejar prácticamente zanjada la eliminatoria. Pero los realistas cayeron, precisamente, en ese error. En el de dar por muerto a su rival. Y la ilusión del Racing volvió a reflotar al conjunto cántabro, que metió a la Real en su área.

Cuando más sesteaban los de Arrasate, apareció el desaparecido. Koné, libre de marca, solo tuvo que rematar al fondo de las mallas con su cabeza un centro perfecto de Iñaki desde la izquierda. El Racing seguía vivo. Pero que muy vivo.

En un último cuarto de hora genial por parte cántabra, los de Paco Fernández aún pudieron hacerle un roto a los realistas. A punto estuvo Mariano de volver a convertirse en protagonista. Centro medido de Saúl al corazón del área, que el de Benidorm remató con un excelente giro de cabeza y la pelota se marchó rozando el poste. Como en Almería, pero sin premio. Tuvo otra más el Racing, en una volea de Saúl, que un dubitativo Zubikarai tuvo que enviar a córner para evitar problemas.

El equipo cántabro no perdió su empeño de alargar el sueño copero y, aunque el partido terminó con el 3-1 y la Real tiene muy cerca el pase a semifinales, los más de 700 aficionados verdiblancos desplazados hasta Anoeta recompensaron con una sonora ovación al final del partido el esfuerzo de sus futbolistas por mantener viva la ilusión. La ilusión que ha traído al Racing hasta aquí en el torneo del KO.

Real Sociedad 3 - 1 Racing
Real Sociedad: Zubikarai; Zaldua, Mikel, Iñigo Martínez, José Ángel; Gaztañaga, Ros (Rubén Pardo, min. 70), Prieto (Griezmann, min. 77); Chory Castro, Vela (Zurutuza, min. 63) y Seferovic.

Racing: Mario; Francis, Oriol, Barrio, Iñaki; Andreu, Javi Soria (Granero, min. 63), Miguélez (Rubén Durán, min. 70); Saúl García, Koné, Ander Lafuente (Mariano, min 58).

Árbitro: Velasco Carballo (Madrid)

Goles: 1-0, min. 3: Mikel. 2-0, min. 33: Mikel. 3-0, min. 61: Carlos Vela. 3-1, min. 83: Koné.

Incidencias: Encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de Anoeta ante 18.900 espectadores. Más de 700 seguidores del Racing viajaron al estadio donostiarra y se dejaron oír durante el encuentro con gritos reivindicativos alusivos a la complicada situación que atraviesa el club.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:41 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario